Captan un extraño meteoroide rebotando contra la atmósfera de la Tierra

By 29/09/2020 Portal

El pasado 22 de septiembre, una pequeña roca espacial se dirigió directamente hacia la Tierra. Normalmente estos meteoroides se desintegran cuando chocan con la atmósfera pero, según pudieron comprobar los equipos de la Global Meteor Networking (por sus siglas GMT, se trata de una organización formada por astrónomos aficionados que ponen sus equipos al servicio de la comunidad científica), el objeto cambió repentinamente de trayectoria tras «rebotar» contra nuestra barrera natural.

El extraño fenómeno, apodado como «Earthgrazer», fue registrado por ocho cámaras repartidas por Alemania y Holanda, gracias a las cuales se pudo determinar que el cuerpo, que seguramente era de muy pequeño tamaño, descendió hasta una altitud de 91 kilómetros de la superficie terrestre, muy por debajo de cualquier satélite en órbita.

El director del GMN y físico de la Universidad Wertern (Canadá), Dennis Vida, explicó a través de su cuenta de Twitter que pudieron rastrear la roca hasta las cercanías de Júpiter, donde se perdió entre los muchos cuerpos que rodean al gigante gaseoso. <blockquote class=»twitter-tweet»><p lang=»en» dir=»ltr»>(1/2) An earthgrazer above N Germany and the Netherlands was observed by 8 <a href=»https://twitter.com/hashtag/globalmeteornetwork?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw»>#globalmeteornetwork</a> cameras on Sept 22, 03:53:35 UTC. It entered the atmosphere at 34.1 km/s, reached the lowest altitude of ~91 km and bounced back into space!<a href=»https://twitter.com/westernuScience?ref_src=twsrc%5Etfw»>@westernuScience</a> <a href=»https://twitter.com/IMOmeteors?ref_src=twsrc%5Etfw»>@IMOmeteors</a> <a href=»https://twitter.com/amsmeteors?ref_src=twsrc%5Etfw»>@amsmeteors</a> <a href=»https://t.co/5EgRivdcsu»>pic.twitter.com/5EgRivdcsu</a></p>&mdash; Denis Vida (@meteordoc) <a href=»https://twitter.com/meteordoc/status/1308553949255999489?ref_src=twsrc%5Etfw»>September 22, 2020</a></blockquote> <script async src=»https://platform.twitter.com/widgets.js» charset=»utf-8″></script>

La Agencia Espacial Europea (ESA) confirmaba la inusual trayectoria de este meteroide, explicando que normalmente se trata de fragmentos de un cometa o asteroide que se convierte en un meteoro, una luz brillante que atraviesa el cielo, cuando ingresa a la atmósfera. La mayoría de ellos se desintegran, aunque a veces algunos pedazos llegan al suelo; sin embargo, es raro ver este «efecto rebote», que se produce muy pocas veces al año a pesar de que todos los días cientos de toneladas de pequeños cuerpos interplanetarios entren en la atmósfera. <blockquote class=»twitter-tweet»><p lang=»en» dir=»ltr»>Space rock skims Earth’s atmosphere, observed by the <a href=»https://twitter.com/hashtag/globalmeteornetwork?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw»>#globalmeteornetwork</a>☄️<br><br>In the early hours of 22 Sept over N. Germany &amp; the Netherlands, a meteoroid got down to 91 km in altitude – far below orbiting satellites – before it ‘bounced’ back into space<br><br>➡️<a href=»https://t.co/YmpJhJ5VPF»>https://t.co/YmpJhJ5VPF</a> <a href=»https://t.co/lSG59OrQj9″>pic.twitter.com/lSG59OrQj9</a></p>&mdash; ESA Operations (@esaoperations) <a href=»https://twitter.com/esaoperations/status/1309143089152434177?ref_src=twsrc%5Etfw»>September 24, 2020</a></blockquote> <script async src=»https://platform.twitter.com/widgets.js» charset=»utf-8″></script>

Para que una roca espacial se comporte de esta manera tiene que entrar en la atmósfera en un ángulo bastante paralelo al límite. El ejemplo más gráfico sería como cuando tiramos una piedra al agua y se produce el efecto «salto»: cuanto más paralela a la superficie sea la trayectoria de la roca, más probabilidades de que se produzca ese rebote. Con el meteoro se habría producido un fenómeno similar.