Dos prestigiosos investigadores relacionan el covid más grave con la herencia neandertal

By 10/07/2020 Portal

El prestigioso biólogo sueco Svante Pääbo, director del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva en Leipzig, ha publicado junto a su colega Hugo Zeberg un sorprendente estudio en el que vinculan el ADN de los neandertales con la probabilidad de sufrir la forma más grave de covid-19. El informe puede leerse en un archivo en línea para las prepublicaciones de artículos científicos y aún no ha sido revisado por pares.

El estudio es especialmente llamativo por quienes lo firman, ya que Pääbo, Premio Princesa de Asturias de Investigación 2018, es precisamente el responsable de la secuenciación completa del genoma del neandertal. Por este trabajo supimos que la mayor parte de todos nosotros, menos los africanos, portamos una herencia genética de la especie humana con la que nos cruzamos en Europa y Asia hace más de 40.000 años.

El nuevo informe identifica un grupo de genes en el cromosoma 3 como un foco de riesgo para la insuficiencia respiratoria en SARS-CoV-2. Según los autores, los datos recientes que comprenden a 3.199 pacientes con esta enfermedad encuentran que ese es el principal factor de riesgo genético para la infección y hospitalización por SARS-CoV-2 severa. Pääbo y Zeberg creen que el riesgo es conferido por un segmento genómico que se hereda de los neandertales y ocurre con una frecuencia de alrededor del 30% en el sur de Asia y del 8% en Europa. En Bangladesh, al menos el 63% de la población tiene una copia de esta variante.

Al principio de la pandemia, quedó claro que la edad avanzada es un factor de riesgo importante, así como el sexo masculino o sufrir algunas patologías. Sin embargo, según los investigadores, estos factores de riesgo no explican completamente por qué algunos no tienen síntomas o son leves, mientras que otros se enferman gravemente. Por lo tanto, los factores de riesgo genético están siendo investigados.

En concreto, los investigadores creen que esa herencia fatal se produjo por el cruce entre humanos modernos y neandertales identificado en el genoma neandertal de Vindija (Croacia), hace 40.000 años. Esa hibridación está «grabada» en seis 6 genes del cromosoma 3 que se relaciona con un mayor riesgo sufrir el nuevo coronavirus de forma grave. «En la pandemia actual, está claro que el flujo de genes de los neandertales tiene consecuencias trágicas», dicen los autores.

No es la primera vez que nuestros males son atribuidos a la herencia neandertal. La propensión a las alergias, la depresión, la adicción al tabaco, el infarto de miocardio e incluso algunas lesiones cutáneas se ha relacionado con esta especie humana. En el lado positivo, una de cada tres mujeres europeas lleva en sus genes un gen heredado directamente de los neandertales asociado a una mayor fertilidad, menos hemorragias durante las primeras fases de embarazo y menos abortos espontáneos.