El mono de Elon Musk que juega a videojuegos con la mente

By 03/02/2021 Portal

El multimillonario Elon Musk anunció el pasado domingo en una charla informal en la nueva red social sonora Clubhouse que una de sus intrépidas compañías, Neuralink, ha conseguido implantar un chip en el cerebro de un mono que le permite «jugar a videojuegos con la mente». Al parecer, el magnate pretende averiguar si los animales con implantes neuronales pueden retarse en una partida de «pong» mental, lo cual, aseguró, «sería genial».

Dueño de compañías como Tesla y SpaceX , Musk adquirió Neuralink, con sede en California y un centenar de empleados, para desarrollar una de sus «locas ideas», una tecnología que conecte nuestras mentes a internet. El objetivo a corto plazo es que las personas con miembros amputados o lesiones cerebales o espinales puedan controlar un ordenador, un móvil o cualquier aparato conectado solo con el pensamiento.

A largo plazo, y esto parece entrar de lleno en el terreno de la ciencia ficción, quizás los humanos puedan comunicarse mediante una suerte de telepatía e incluso lograr una «simbiosis» con la inteligencia artificial. Llegando aún más lejos, el carismático emprededor incluso sugirió en su día que se podría conservar el «estado del cerebro» para ser recuperado tras la muerte y traído de nuevo a la vida en otro cuerpo o en un robot. Musk lo describió como una interfaz de «hilos» que van «cosidos» al cerebro. También permitirá, avanzó, que podamos escuchar música directamente en nuestra cabeza o controlar el nivel de hormonas.

Neuralink lleva ya años probando interfaces neuronales en animales. El pasado verano, mostró en un vídeo sus avances en una cerda llamada «Gertrude». En cuanto al mono que ha participado en el nuevo experimento, Musk aseguró en Clubhouse (la charla puede escucharse en YouTube) que «está totalmente feliz». Irónicamente, tampoco parece que vaya a sufrir ningún tipo de trastorno estético, ya que el implante, asegura, ni siquiera se nota. «No se ve incómodo ni raro», añadió el que ya es el hombre más rico del mundo, por encima de Jeff Bezos, de Amazon.

Además, según Musk, el hogar del simio es envidiable. Presumió recordando que el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos describió el laboratorio de Neuralink como «las instalaciones para monos más bonitas» que jamás han visto. El sitio perfecto para que un montón de monos se pongan a competir a ver quién gana con una videoconsola, una escena que parece imposible pero en la que ya trabaja la gente de Neuralink.

Por si la idea no sea suficientemente ambiciosa, el fundador de SpaceX no se olvidó de la colonización de Marte, otro de sus sueños, donde espera que se establezca una colonia autosuficiente.

Elon Musk también anunció ayer que deja Twitter por una temporada. Lo anunció con un breve comentario en su cuenta de la red social, donde tiene cerca de 45 millones de seguidores, sin dar más explicaciones al respecto ni decir cuándo piensa regresar.