El secreto para grabar al verdadero kraken

By 01/05/2021 Portal

Que la figura m√≠tica del kraken es real -o, al menos, muy parecida f√≠sicamente a lo que relataban las leyendas escandinavas- se sabe desde hace tiempo. El calamar gigante, que mora en las oscuras profundidades del oc√©ano, y que puede crecer hasta 12 metros de largo, fue grabado en v√≠deo por primera vez en 2012 por la Ocean Research & Conservation Association (ORCA). Ahora, ellos mismos desvelan el secreto de su √©xito, que se ha repetido en m√°s ocasiones: luces rojas y un falso cebo. Los resultados se publican en la revista ¬ęDeep Sea Research Part I: Oceanographic Research Papers¬Ľ.

El calamar gigante es el invertebrado m√°s grande de la Tierra. Sin embargo, vive a profundidades de m√°s de 400 metros, donde penetra muy poca luz solar y es muy ecosistema complicado para la mayor√≠a de los seres vivos. Para adaptarse a estas condiciones de oscuridad casi perpetua, el calamar gigante ha desarrollado los ojos m√°s grandes del reino animal. Alcanzando un di√°metro de 30 cent√≠metros, estos ojos del tama√Īo de un plato de comida son lo suficientemente sensibles como para ver bajo la luz m√°s tenue. De hecho, los autores de este estudio piensan que los ojos de calamar gigante podr√≠an tener una vista tan buena que pueden detectar y evitar la mayor√≠a de los submarinos o c√°maras submarinas utilizadas anteriormente para intentar filmar esta especie.

Para dise√Īar una c√°mara que el calamar gigante no pudiera ver, la principal autora del estudio, Edith Widder, y su equipo de la ORCA usaron luces de color rojo tenue en lugar de las luces blancas brillantes convencionales que la mayor√≠a de los submarinos de aguas profundas o las c√°maras submarinas poseen. Como la mayor√≠a de los calamares no pueden ver la luz roja, estas c√°maras ser√≠an pr√°cticamente invisibles para ellos.

Pero observar a estos gigantes requiere m√°s que sigilo. Tambi√©n debe haber una forma de atraerlos lo suficientemente cerca para que puedan ser filmados. Para abordar este problema, Widder volvi√≥ a pensar en el impresionante ojo del calamar gigante. Aunque las luces blancas brillantes probablemente ahuyenten a estos animales, los calamares gigantes a menudo cazan presas de aguas profundas que crean su propia luz, llamada bioluminiscencia. Entonces Widder construy√≥ un se√Īuelo llamado E-Jelly que imitaba la bioluminiscencia de una medusa de aguas profundas (Atolla sp.). La pantalla azul ne√≥n del E-Jelly sugerir√≠a la presencia de una comida cercana y, con suerte, acercar√≠a al calamar lo suficiente como para ser captado por la c√°mara.

El uso de luces rojas y el cebo E-Jelly fue claramente la combinación ganadora, y esta tecnología fue clave para filmar las primeras imágenes de calamares gigantes vivos en aguas japonesas y estadounidenses. Además, los autores de este estudio también informan sobre varias otras especies de calamares, cada una de más de 1 metro de longitud, que fueron filmadas con éxito con esta tecnología en la Región del Gran Caribe.

La efectividad de esta tecnología pionera para filmar grandes calamares de aguas profundas tiene el potencial de seguir generando imágenes cada vez más atractivas de la misteriosa y poco conocida especie. Sin embargo, quizás lo más importante es que también puede proporcionar nuevos conocimientos científicos sobre el comportamiento, la distribución y las amenazas que pueden enfrentar estos animales. Sin esta información, simplemente no sabemos si el calamar gigante, como muchas otras especies de aguas profundas, es capaz de adaptarse a amenazas crecientes como el cambio climático o la contaminación marina, indican los investigadores.

Como afirma el doctor Nathan Robinson, investigador adjunto del Instituto Cape Eleuthera y otro de los autores del estudio, ¬ęsin esta informaci√≥n, el futuro de estas enigm√°ticas especies seguir√° siendo incierto¬Ľ.