El vídeo que muestra cómo la nave china ‘Tianwen-1’ consiguió llegar a Marte

By 16/02/2021 Portal

La agencia espacial de China acaba de hacer publico el vídeo de la sonda ‘Tianwen-1’ ingresando en la órbita de Marte, momento que se produjo el pasado miércoles. En las imágenes, difundidas por la emisora estatal CCTV (que también compartió a través de la red social china Weibo), se puede contemplar la maniobra de la sonda, que marcó un nuevo hito en la carrera aerospacial china. En concreto, se aprecia la superficie del planeta sobre el fondo negro del espacio, y se pueden ver incluso algunos cráteres.

El vídeo fue creado a partir de imágenes fijas tomadas por las cámaras de control del ala solar y la antena direccional, según afirman fuertes de la agencia espacial. <iframe height=»286″ src=»https://www.youtube.com/embed/5_RZEqIiu04″ frameborder=»0″ allowfullscreen style=»width:100%;»></iframe>

La sonda ‘Tianwen-1’ -cuyo significado en español es ‘preguntas al cielo’- tiene un peso de cinco toneladas e incluye un orbitador, un módulo de aterrizaje y un rover. Tras ingresar en la órbita marciana, el próximo paso es cambiar la trayectoria de la sonda en los próximos días para poder ver los polos marcianos y, además, buscar un lugar en el que el aterrizador y el vehículo puedan amartizar en la llanura Planitia Utopia una fecha aún no definida dentro de los próximos tres meses (si bien algunas voces apuntan a que la maniobra tendrá lugar a principios de mayo).

Allí, el rover buscará restos de vida presente o pasada en las enormes reservas de agua en forma de hielo que se cree aguardan debajo del citado lugar de aterrizaje: según los últimos cálculos, la extensión de ese ‘mar helado’ subterráneo sería de unos 300.000 kilómetros cuadrados y habría tal volumen que se podría completar toda la cuenca hidrográfica de España 400 veces. Además, la sonda estudiará la estructura geológica, el medio ambiente y la atmósfera marciana, además de contar con media docena de instrumentos científicos, incluido radar de penetración, detector de campo magnético, de compuestos de superficie, dos cámaras y una estación meteorológica.

Aparte de esta misión, China tiene entre sus planes establecer una estación espacial para 2022 y, poco tiempo después, llevar a un astronauta chino a la Luna. Beijing abre así una nueva carrera espacial con Estados Unidos, que precisamente aterrizará su nuevo rover, ‘Perseverance’, esta misma semana. Una tercera sonda, la ‘Hope’ de Emiratos Árabes, se incrustaba en la órbita marciana un día antes, inaugurando unos días históricos en la exploración espacial.

Marte ha demostrado ser un objetivo desafiante, ya que el 60% de las misiones desde 1960 (incluidas sondas de Rusia, Europa, Japón e India) han terminado en fracaso. Unos datos que, no obstante, no desanima a China. «La misión Tianwen-1 es el primer paso para que el país lleve a cabo de forma independiente la exploración interplanetaria», afirmaron desde la Administración Nacional del Espacio de China (CNSA). «Orbitará, aterrizará y patrullará Marte», añaden en un comunicado.