La NASA elige a la compañía del español López Alegría para crear los trajes espaciales para volver a la Luna

By 01/06/2022 Portal

La idea de la NASA es volver a llevar astronautas a la Luna esta década. Y no de cualquier manera: para establecer una base permanente y quedarnos a ‘vivir’ en nuestro satélite. Ese es el objetivo del programa Artemis, deudor del Apolo. Pero, además de las naves espaciales, la gente que viaje allí (la primera mujer y la primera persona de color incluidos) necesitará nuevos y modernos trajes espaciales que les permitan tener una estancia larga y segura. Por ello, en la línea de las actuaciones de los últimos años, la agencia espacial estadounidense ha decidido no embarcarse en esta ‘misión’ sola y contar con empresas privadas que desarrollen por ella el trabajo. En concreto, le encargará la tarea a Axiom Space y Collins Aerospace, quienes competirán por desarrollar no solo la vestimenta espacial, sino también todos los sistemas que apoyan las caminatas espaciales con las que se trabajará en la Estación Espacial Internacional (ISS).

El nombre de Axiom Space puede resultar familiar: se trata de la compañía creada por Michael López-Alegría, el exastronauta de la NASA de origen español que se adelantó en el espacio a Pedro Duque. Después de retirarse de la agencia espacial, creó la empresa Axiom Space, recientemente famosa por haber organizado el primer viaje de una tripulación totalmente privada -y previo pago de 55 millones de dólares por billete- que comandó el propio López-Alegría.

«La NASA tiene confianza en quiénes somos, en nuestra capacidad de ingeniería y operaciones y yo creo que eso da pistas de lo que puede ser el futuro», afirmaba López-Alegría en una entrevista concedida a ABC. Porque Axiom Space aspira a mucho más que convertirse en una agencia de turismo espacial, y su intención es crear la primera estación espacial privada. De hecho, NASA ya le ha dado permisos para acoplar tres módulos a la ISS. Y ahora parece que la compañía tendrá más trabajo, creando los nuevos trajes y los equipos de las caminatas espaciales junto a Collins Aerospace, uno de los mayores proveedores de productos aeroespaciales y de defensa del mundo.

Las condiciones del contrato
Los prototipos serán creados en los próximos años por ambas compañías en base a los requerimientos de la NASA y ellas serán las responsables del diseño, desarrollo, calificación, certificación y producción de trajes espaciales y equipos de apoyo del programa Artemis. Pero Axion Space y Collins Aerospace no colaborarán juntas, sino que competirán por los contratos específicos desde ahora y hasta 2034 -un modelo similar al que la agencia ha utilizado en el desarrollo de las naves, con SpaceX, propiedad de Elon Musk, y Blue Origin, del magnate Jeff Bezos-.

La agencia espacial estadounidense gastará un total de 3.500 millones de dólares (unos 3.300 millones de euros) en todos estos contratos. Pero no será la única fuente de financiación, ya que estas empresas tendrán que invertir en el desarrollo de los mismos y probar su eficacia. A cambio, la tecnología desarrollada será suya, y podrán utilizarla en otros vuelos privados de otras compañías.

Posibles pistas sobre los trajes
A pesar de que no se han mostrado pistas sobre cómo se verán los trajes de los próximos caminantes sobre la Luna, la NASA presentó en 2019 el diseño de los nuevos trajes del programa Artemis. Entonces, se mostraron dos equipos diferenciados, uno para misiones extravehiculares y otro para las maniobras más complejas a bordo de la sonda. En concreto, se hizo público el modelo xEMU, la Unidad de Movilidad Extravehicular de Exploración, un traje rojo, blanco y azul diseñado para ser usado por los astronautas que exploran la superficie lunar, específicamente en el polo sur de la luna, el objetivo del próximo aterrizaje lunar tripulado de la NASA.

Por otro lado, se mostró el Sistema de Soporte Vital para la Tripulación de Orión, un equipo de presión de color naranja brillante que los astronautas usarán cuando se lancen al espacio en la cápsula de Orión y regresen a la Tierra. Diseñado para vuelos hacia y desde la Luna, también tiene una serie de mejoras en trajes de vuelo más antiguos. Una característica principal del traje es que, si bien es un traje despresurizado, a diferencia de xEMU, puede presurizarse en caso de emergencia.

«Sin embargo, ahora mismo no podemos enseñar los modelos porque se está trabajando en ello», afirmó en la rueda de prensa Vanessa Wyche, directora del Centro Espacial Johnson de la NASA en Houston. «Pero, al asociarnos con la industria, estamos avanzando de manera eficiente en la tecnología necesaria para mantener a los estadounidenses en la ISS mientras tenemos la mira puesta en la exploración de la superficie lunar».