Lo que dice la ciencia sobre el 5G y sus efectos en nuestra salud

By 21/04/2021 portal-3

Lo que dice la ciencia sobre el 5G y sus efectos en nuestra salud

Seg√ļn lo que sabemos hoy en d√≠a en ciencia, y en funci√≥n de los resultados de los estudios cl√≠nicos al respecto, f√≠sicamente , no hay raz√≥n que pueda explicar un posible da√Īo de exposici√≥n a un tel√©fono m√≥vil, una antena de telefon√≠a m√≥vil y, ni siquiera, al WiFi 5G.

Si realmente este tipo de radiación fuera nociva a través de un principio físico desconocido hasta la fecha, habría un repunte de tumores y cánceres debido a que estamos expuestos continuamente a estas radiaciones por todas partes desde hace más de un siglo. Los movimientos ecologistas y otros activistas afines, sin embargo, aluden siempre a las mismas colecciones de estudios (muy pocos y generalmente con fallos metodológicos o solo realizados en animales).

La conspiración 5G

La radiación es el fenómeno de transportar energía en el vacío o un medio material recurriendo a partículas u ondas electromagnéticas. En función de cómo la radiación interacciona con la materia que le sale al paso, podemos distinguir dos tipos: ionizante y no ionizante.

La primera puede llegar a romper los enlaces químicos del tejido vivo con el que interacciona. La segunda, por el contrario, no tiene la suficiente energía para conseguirlo.

La mayor parte de la radiaci√≥n que nos rodea es no ionizante, desde las se√Īales de radio y televisi√≥n hasta la luz visible. Tambi√©n lo es la radiaci√≥n de los tel√©fonos m√≥viles, as√≠ como las antenas de telefon√≠a.

A pesar de ello, hay muchas asociaciones, formaciones pol√≠ticas y hasta cient√≠ficos que se√Īalan lo contrario, violando los m√°s elementales principios de la f√≠sica. Incluso hay organizaciones que empiezan a sabotear antenas de telefon√≠a 5G porque est√°n convencidas que las redes 5G act√ļan como una suerte de catalizador, que amplifica y vuelve m√°s letal, al pat√≥geno del SARS-CoV-2.

El movimiento Stop 5G est√° liderado por Arthur Firstenberg, uno de los principales impulsores de la electrosensibilidad y otras pseudoenfermedades inventadas relacionadas con el electromagnetismo. Uno de sus consejos estrella es: ¬ęapaga el Wifi y el m√≥vil mientras duermes¬Ľ.

Efecto nocebo

¬ŅEntonces? ¬ŅPor qu√© hay personas que parece que enfermen cuando est√°n cerca de antenas de telefon√≠a o parecen sufrir electrosensibilidad? Sencillo: porque una correlaci√≥n no es una causa. Que algo pase justo despu√©s o en el momento que hacemos una cosa no significa que sea consecuencia de ello. Para averiguar si hay una causa y no una correlaci√≥n, se realizan estudios, y los estudios no han hallado nada m√°s all√° de la correlaci√≥n.

Probablemente, en muchos casos tiene lugar el llamado efecto nocebo, justo lo contrario del efecto placebo. Si el efecto placebo tiene lugar cuando el organismo de una persona ofrece una respuesta positiva a un f√°rmaco sin ning√ļn principio activo (una simple p√≠ldora de az√ļcar), como si realmente fuera un medicamento con principio activo (por ejemplo para reducir los v√≥mitos o aliviar la migra√Īa), el efecto nocebo har√≠a justo lo contrario: la tendencia de las personas a sentirse mal cuando piensan que han sido expuestos a algo peligroso.

La electrosensibilidad, pues, ser√≠a una manifestaci√≥n cr√≥nica del nocebo en convivencia con alg√ļn trastorno de ansiedad.

Este miedo parece brotar con mayor o menor virulencia cada vez que aparece un nuevo aparato electr√≥nico que el ciudadano medio no comprende en profundidad. En la d√©cada de 1980, por ejemplo, ocurri√≥ con el uso del horno microondas. Ahora, sencillamente, le ha tocado al 5G… hasta que pase de moda.

En conclusi√≥n, hay miles de elementos interact√ļan con nuestro organismo. Somos materia y todo lo que nos rodea interact√ļa con nosotros de alguna forma. Por ejemplo, la luz visible, como la que emite una bombilla. Las microondas no deja de ser luz, tambi√©n, salvo que no es visible para el ojo humano. As√≠ que si tenemos miedo al WiFi o a las microondas, por esa misma l√≥gica deber√≠amos tenerle miedo al ox√≠geno o a la luz de una bombilla. Pero si hemos de tenerle miedo a algo, que sea a otra fuente de luz visible mucho m√°s peligrosa: el sol (o las cabinas de bronceado), un gran generador de mutaciones de nuestro ADN en cuanto pasamos demasiado tiempo expuestos a √©l para broncearnos.

Un buen ejemplo de cómo la paranoia social y las ideas erróneas o malas interpretaciones pueden conducirnos a situaciones absurdas es la Epidemia de Parabrisas Mellados de Seattle, que podéis ver en el siguiente vídeo, y que nos demuestra que l valor de una idea debe medirse con una regla. Es decir, con experimentos objetivos, con evidencias:


La noticia

Lo que dice la ciencia sobre el 5G y sus efectos en nuestra salud

fue publicada originalmente en

Xataka Ciencia

por
Sergio Parra

.