Fracasa el intento de Virgin Orbit de lanzar un cohete desde un avión

By 26/05/2020 Portal

El primer intento de la compañía Virgin Orbit de lanzar un cohete desde un avión ha fracasado, tal y como ha confirmado la empresa a través de sus redes sociales. El objetivo era poner el cohete LauncherOne en órbita por primera vez este lunes, 25 de mayo, durante una misión de prueba llamada Launch Demo. Sin embargo, algo salió mal poco después de que LauncherOne se separara de su avión de transporte, un Boeing 747 adaptado llamado Cosmic Girl.

«Hemos confirmado un lanzamiento limpio desde la aeronave. Sin embargo, la misión terminó en breve durante el vuelo. Cosmic Girl y nuestra tripulación están a salvo y regresando a la base», escribieron los responsables de la misión a través de Twitter. <blockquote class=»twitter-tweet»><p lang=»en» dir=»ltr»>We&#39;ve confirmed a clean release from the aircraft. However, the mission terminated shortly into the flight. Cosmic Girl and our flight crew are safe and returning to base.</p>&mdash; Virgin Orbit (@Virgin_Orbit) <a href=»https://twitter.com/Virgin_Orbit/status/1265008105714155520?ref_src=twsrc%5Etfw»>May 25, 2020</a></blockquote> <script async src=»https://platform.twitter.com/widgets.js» charset=»utf-8″></script>

Una prueba histórica
Cosmic Girl y LauncherOne ya habían volado en otras pruebas de «cohete cautivo» (es decir, transportando el cohete, pero sin llegar a soltarlo); de hecho, hace aproximadamente un año la compañía llegó a lanzarlo sin que éste se llegara a activar, en caída. Esta prueba sería la primera en poner a prueba los sistemas de propulsión del cohete en el aire. La acción comenzó poco antes de las 3 PM EDT (20 hora peninsular), cuando Cosmic Girl despegó del puerto aéreo y espacial Mojave del sur de California con el LauncherOne, de 21 metros de largo, bajo un ala. Unos 50 minutos después de comenzar el vuelo, el avión llegó a la zona designada y lanzó el cohete de dos etapas sobre el Océano Pacífico.

Se suponía que el cohete debía encender su motor NewtonThree de primera etapa para una combustión de 3 minutos de duración. El plan requería que la etapa superior de LauncherOne se separara de la primera etapa y encendiera su motor NewtonFour, lo que llevaría la carga útil ficticia -el cohete no portaba nada en su interior- el resto del camino hasta la órbita terrestre baja (LEO, por sus siglas en inglés). Pero esa segunda parte no ocurrió ya que NewtonThree sufrió un problema.

«LauncherOne se mantuvo estable después de la liberación, y encendió el motor de primera etapa, NewtonThree. A continuación, se produjo una anomalía al principio del vuelo. Vamos a aprender mucho, ya que nuestros ingenieros analizan la montaña de datos que hemos recogido hoy», han explicado desde Virgin.

Un 50% de posibilidades de éxito y de fracaso
Dado que los lanzamientos como este fallan aproximadamente el 50% de las veces, Virgin Orbit no se arriesgó a poner un satélite operativo a bordo. «Es esencialmente una masa inerte de aspecto agradable que nos permitió ensayar todas esas cosas que queríamos practicar», afirmó Will Pomerantz, vicepresidente de proyectos especiales de Virgin Orbit, durante una teleconferencia el sábado anterior.

Desde la compañía aclaran que la prueba tampoco habría permanecido en el espacio mucho tiempo, ya que su destino era volar lo suficientemente bajo como para desintegrarse por el roce atmosférico y no contribuir a crear más basura espacial.

Aunque el equipo de Virgin hubiera celebrado el éxito, en realidad no confiaban en el resultado. El objetivo principal del vuelo, enfatizaron desde la compañía, era reunir la mayor cantidad de datos posible sobre los diversos sistemas Cosmic Girl y LauncherOne para que ambos puedan evaluarse y ajustarse según sea necesario en el futuro. «Vemos los datos como el producto, y cuantos más datos obtengamos, más valioso será el vuelo», afirmaron durante la rueda de prensa previa al evento, que tuvo que retrasarse un día por problemas con uno de los sensores del cohete. <blockquote class=»twitter-tweet»><p lang=»en» dir=»ltr»>The team&#39;s already hard at work digging into the data, and we&#39;re eager to hop into our next big test ASAP. Thankfully, instead of waiting until after our 1st flight to tackle our 2nd rocket, we&#39;ve already completed a ton of work to get us back in the air and keep moving forward.</p>&mdash; Virgin Orbit (@Virgin_Orbit) <a href=»https://twitter.com/Virgin_Orbit/status/1265024057163968512?ref_src=twsrc%5Etfw»>May 25, 2020</a></blockquote> <script async src=»https://platform.twitter.com/widgets.js» charset=»utf-8″></script>

Una segunda prueba en breve
Virgin Orbit planea acaparar gran parte del creciente mercado de lanzamiento de pequeños satélites con Cosmic Girl y LauncherOne, que es capaz de transportar cargas útiles de LEO que pesan hasta media tonelada. «Podemos volar al espacio desde cualquier lugar que pueda albergar un 747, que es casi cualquier sitio», explicó en la teleconferencia Dan Hart, CEO de Virgin Orbit. «Y podemos ir a cualquier órbita». Virgin Orbit ya tiene varios clientes esperando el prototipo final, incluidos la NASA, la Fuerza Aérea de los EE. UU. y la Royal Air Force, de Reino Unido.

Y aunque aún no hay fecha clara de cuánto comenzarán las misiones operativas, se ha adelantado que la segunda prueba para lanzar el cohete será pronto. «El segundo cohete orbital de Virgin Orbit está actualmente en integración final en el taller de nuestras instalaciones de Long Beach (California)», escribieron representantes de la compañí. «Y ya hemos comenzado a construir y ensamblar los componentes para cohetes para nuestra sexta misión. Planificamos a largo plazo desde el principio, estableciendo una instalación de fabricación que podría aumentar la producción de más de 20 cohetes por año».

Misiones paralelas dentro de la misma empresa
La compañía Virgin no solo tiene la división Virgin Orbit trabajando en ingeniería aeroespacial. Existe una empresa paralela, Virgin Galactic, que se encuentra probando SpaceShipTwo suborbital spaceliner, que ya ha realizado dos vuelos de prueba piloto al espacio.