Impresionantes imágenes del cometa Neowise al acercarse a la Tierra

By 13/07/2020 Portal

El cometa Neowise, que se puede ver a simple vista durante estos días, ha dejado algunas impresionantes imágenes en su acercamiento a la Tierra. El día 23 de julio realizará su máxima aproximación, cuando pase a una distancia segura de 103 millones de kilómetros, pero es ahora cuando se aprecia con mayor claridad en el cielo nocturno.

El cuerpo celeste, que ha adoptado el nombre del telescopio espacial de la NASA con el que fue descubierto, tuvo el punto de su órbita más cercano al Sol el pasado día 3 y su hallazgo, en pleno confinamiento, ha sido «la sorpresa del año», como ha señalado el astrónomo Gilles Bergond.

Cometa Neowise sobre Praga

EFE

Cometa Neowise sobre Praga

EFE
El cometa, captado por el Observatorio Calar Alto de Almería, se puede ver «incluso desde las ciudades». «Merece la pena madrugar porque es un auténtico espectáculo. Aún puede contemplarse, pero con el paso de los días irá perdiendo brillo», ha afirmado.

«Estos días continúa muy cerca del Sol y es visible justo antes del amanecer, por lo que apenas disponemos de alrededor de media hora para observarlo», explica el investigador. Para una localización más rápida «debemos mirar hacia la constelación Auriga, del hemisferio norte, cuya estrella más brillante es Capella, esto es, hacia el horizonte norte-noreste».

Sobre el paisaje de Allgauen, Bad Wörishofen, sur de Alemania

AFP
El cometa no volverá antes de unos 7.000 años, por lo que «hay que aprovechar del momento y el buen tiempo este verano para avistar a un objeto tan espectacular como este, un hecho que no pasaba en nuestra latitudes desde el 1997, con el cometa Hale-Bopp», recuerda Bergond. Neowise se mueve un poco más hacia el acimut norte cada día y acabará siendo visible en el crepúsculo de la tarde, «ya en la famosa constelacion de la Osa Mayor, a finales del mes del julio».

Neowise, visto desde Malta

Reuters

Neowise sobre la ciudad de Washington este domingo antes del amanecer

Bill INGALLS / NASA / AFP