La Tierra primitiva pudo ser m√°s parecida a Venus

By 30/11/2020 Portal

Hace 4.500 millones de a√Īos, no hab√≠a bosques, monta√Īas ni oc√©anos en la Tierra. Toda la superficie estaba cubierta por un mar de magma, el material de roca fundida que emerge cuando los volcanes entran en erupci√≥n. Pero si el terreno era un infierno, el aire no se quedaba atr√°s. Los gases que se elevaban de ese mar hirviente pudieron haber proporcionado a nuestro planeta una atm√≥sfera t√≥xica casi id√©ntica a la que hoy est√° presente en Venus. Esa es la principal conclusi√≥n de un estudio publicado en ¬ęScience Advances¬Ľ.

Para aprender sobre la atm√≥sfera primitiva de la Tierra, un equipo internacional dirigido por Paolo Sossi, de ETH Z√ľrich en Suiza, cre√≥ su propio magma en el laboratorio. Lo hicieron mezclando un polvo con la misma composici√≥n del manto fundido de la Tierra, que despu√©s calentaron a temperaturas muy altas de alrededor de 2.000¬į C con un l√°ser en un horno especial

Dentro del horno, los investigadores pod√≠an hacer levitar el magma dejando fluir corrientes de mezclas de gases a su alrededor. Estas mezclas de gases eran posibles candidatos para la atm√≥sfera primitiva que, como hace 4.500 millones de a√Īos, influy√≥ en el magma. As√≠, con cada mezcla de gases que flu√≠a alrededor de la muestra, el magma resultaba un poco diferente.

¬ęLa diferencia clave que buscamos era hasta qu√© punto se oxidaba el hierro dentro del magma¬Ľ, explica Sossi. Cuando el hierro se encuentra con el ox√≠geno, se oxida y se convierte en lo que com√ļnmente llamamos √≥xido. Por lo tanto, cuando la mezcla de gases que los cient√≠ficos soplaron sobre su magma conten√≠a mucho ox√≠geno, el hierro dentro del magma se oxidaba m√°s.

Este nivel de oxidación del hierro en el magma enfriado le dio a Sossi y sus colegas algo que podían comparar con las rocas naturales que forman el manto de la Tierra en la actualidad, las llamadas peridotitas. La oxidación del hierro en estas rocas todavía tiene la influencia de la atmósfera primitiva impresa en su interior. La comparación de las peridotitas naturales y las del laboratorio les dio a los científicos pistas sobre cuál de sus mezclas de gases se acercó más a la atmósfera primitiva de la Tierra.

Surgimiento de la vida
¬ęLo que encontramos fue que, despu√©s de enfriarse desde el estado de magma, la Tierra joven ten√≠a una atm√≥sfera que se estaba oxidando ligeramente, con di√≥xido de carbono como componente principal, as√≠ como nitr√≥geno y algo de agua¬Ľ, informa Sossi. La presi√≥n en la superficie tambi√©n era mucho mayor, casi cien veces mayor que la actual y la atm√≥sfera era mucho mayor debido a la superficie caliente. Estas caracter√≠sticas la hac√≠an m√°s similar a la atm√≥sfera del Venus actual que a la de la Tierra actual.

Este resultado tiene dos conclusiones principales, seg√ļn Sossi y sus colegas: la primera es que la Tierra y Venus comenzaron con atm√≥sferas bastante similares, pero la √ļltima perdi√≥ su agua posteriormente debido a la proximidad m√°s cercana al Sol y las temperaturas m√°s altas asociadas. La Tierra, sin embargo, mantuvo su agua, principalmente en forma de oc√©anos. Estos absorbieron gran parte del CO2 del aire, lo que redujo significativamente sus niveles.

La segunda conclusi√≥n es que una teor√≠a popular sobre el surgimiento de la vida en la Tierra parece ahora mucho menos probable. Este llamado ¬ęexperimento de Miller-Urey¬Ľ, en el que los rayos interact√ļan con ciertos gases (en particular, el amon√≠aco y el metano) para crear amino√°cidos, los componentes b√°sicos de la vida, habr√≠a sido dif√≠cil de realizar. Los gases necesarios simplemente no eran lo suficientemente abundantes.