Los votantes de Trump no se creen los huracanes

La temporada de huracanes de 2017 fue la más dura en lo que va de siglo. Destacó el ciclón tropical Irma. Formado en las costas africanas a finales de agosto fue subiendo de categoría hasta llegar a 5, el máximo de la escala, mientras atravesaba el Caribe. Dos días antes de que tocara la costa estadounidense en Florida, el Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés) emitió un alerta de evacuación. En los municipios costeros, la inmensa mayoría de los habitantes dejaron sus casas y fueron tierra adentro. Pero no lo hicieron todos por igual: los votantes demócratas buscaron refugio más que los republicanos. ¿Valentía conservadora? No exactamente.

Seguir leyendo