SpaceX, a punto de lanzar a EE.UU. a una nueva carrera espacial

By 25/05/2020 Portal

El 16 de enero de 2003 un pedazo de espuma trunc√≥ el sue√Īo americano de dominar el espacio con una flota de transbordadores espaciales. En pleno despegue un fragmento de aislante golpe√≥ el ala del transbordador ¬ęColumbia¬Ľ, creando un considerable agujero que caus√≥ la destrucci√≥n de la nave y la muerte de sus siete tripulantes cuando volv√≠a a la Tierra, el 23 de febrero. Esta tragedia y los elevados costes de las misiones llevaron a que la NASA pusiera fin al programa de transbordadores el 21 de julio de 2011, con el √ļltimo vuelo del ¬ęAtlantis¬Ľ.

Desde entonces, la todopoderosa agencia espacial ha estado dependiendo de las naves rusas ¬ęSoyuz¬Ľ para poner en √≥rbita a sus astronautas. Pero despu√©s de a√Īos de esfuerzo, y de varios retrasos causados por la pandemia de COVID-19, este mi√©rcoles la NASA tiene previsto lanzar el primer vuelo espacial tripulado con destino a la Estaci√≥n Espacial Internacional en casi una d√©cada.

Los astronautas Robert Behnken (49) y Douglas Hurley (53), tripulante del √ļltimo vuelo del ¬ęAtlantis¬Ľ, despegar√°n a las 16.32 hora local (22.32 hora peninsular) de ma√Īana, en un cohete reutilizable ¬ęFalcon 9¬Ľ, de la compa√Ī√≠a SpaceX, y a bordo de la c√°psula ¬ęCrew Dragon¬Ľ. Por primera vez desde 2011, astronautas americanos despegar√°n desde suelo americano y no desde el cosm√≥dromo de Baikonur, en Kazajist√°n, para realizar un vuelo orbital.

Bajo la mirada de Trump
La misi√≥n, que ha recibido el nombre de ¬ęDemo-2¬Ľ, despegar√° desde la hist√≥rica plataforma de lanzamiento 39A, en el Centro Espacial Kennedy, Florida, que vio despegar las misiones del programa Apolo y de los extintos transbordadores. El lanzamiento ha sido intensamente promocionado por la maquinaria de comunicaci√≥n de la NASA y ser√° presenciado por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Si la meteorología lo permite, y el vuelo no se retrasa hasta el próximo 30 de mayo, Behnken y Hurley atracarán en la estación espacial 19 horas después del lanzamiento. Su cohete aterrizará automáticamente en una plataforma robótica situada en el Atlántico, disponible para volver a ser usado.

El lanzamiento ser√° importante por dos motivos. En primer lugar porque Estados Unidos busca acabar con su dependencia de las naves Soyuz y competir con Rusia y China. En parte por ello Trump ha creado una nueva rama de las fuerzas armadas, la ¬ęSpace Force¬Ľ, para operar en la √≥rbita, y ha anunciado el objetivo de enviar dos astronautas a la Luna en 2024.

En segundo lugar, el vuelo de ma√Īana es un importante hito en el objetivo estrat√©gico de potenciar el turismo y la explotaci√≥n econ√≥mica de la √≥rbita baja de la Tierra: toda una nueva carrera espacial en la que las empresas de alta tecnolog√≠a y los nuevos cohetes de bajo coste de compa√Ī√≠as privadas se disputar√°n el espacio, tanto en la Tierra como m√°s all√°.

¬ęAspiramos a un futuro en el que tengamos una docena de estaciones espaciales en la √≥rbita baja de la Tierra¬Ľ, ha dicho para AFP Jim Bridestine, jefe de la NASA. ¬ęTodas ellas operadas por la industria privada¬Ľ, ha a√Īadido.

De momento, el despegue supondr√° el bautismo de la c√°psula tripulable ¬ęCrew Dragon¬Ľ, de SpaceX, compa√Ī√≠a que hasta ahora se hab√≠a limitado a enviar suministros a la estaci√≥n espacial a bordo de una c√°psula no tripulable. Tambi√©n consolidar√° al cohete reutilizable Falcon 9, usado ya de forma rutinaria. Si todo va bien, SpaceX tiene previsto enviar un turista a circunnavegar la Luna en 2023.