Captan una galaxia a 13.400 millones de años luz, en el límite del Universo observable

By 16/12/2020 Portal

Un equipo internacional de astrónomos ha conseguido localizar, a una distancia inimaginable de la Tierra la que es, por mucho, la galaxia más lejana de todas las observadas hasta la fecha. Catalogada como GN-z11, está tan lejos que se encuentra en el límite mismo del Universo observable, a 13.400 millones de años luz de nosotros. En un artículo recién publicado en «Nature Astronomy», los autores del hallazgo creen que su trabajo arrojará nueva luz sobre un periodo de la historia cosmológica que se remonta a cuando el Universo entero apenas tenía unos pocos cientos de millones de años de edad.

«Según estudios anteriores —explicaNobunari Kashikawa, del Departamento de Astronomía de la Universidad de Tokio y coautor de la investigación— GN-z11 parecía ser la galaxia detectable más lejana de nosotros, a 13.400 millones de años luz o, lo que es lo mismo, 134 nonillones de km (134 seguido de 54 ceros). Pero medir y verificar esa distancia no es una tarea fácil».

El método, el desplazamiento hacia el rojo
Para conseguirlo, Kashikawa y su equipo midieron lo que se conoce como desplazamiento hacia el rojo de la lejanísima galaxia. Igual que ocurre con el sonido de una sirena, que se hace más agudo cuando se nos acerca y más grave cuando se aleja, la longitud de onda de la luz emitida por objetos distantes también se comprime (volviéndose más azul) cuando se nos acerca y se estira (haciéndose más roja) cuando se aleja de nuestra posición. Midiendo la cantidad de desplazamiento hacia el rojo de las líneas de emisión de los elementos químicos que componen una galaxia, los astrónomos pueden deducir tanto su distancia como su velocidad de alejamiento.

«Específicamente —explica Kashikawa— observamos la luz ultravioleta, ya que esa es el área del espectro electromagnético en las que esperábamos encontrar las firmas químicas desplazadas al rojo. El telescopio espacial Hubble detectó las firmas varias veces en el espectro de GN-z11. Sin embargo, incluso el Hubble no puede resolver las líneas de emisión ultravioleta en el grado que necesitábamos. Así que recurrimos a un espectrógrafo terrestre más actualizado, un instrumento para medir líneas de emisión llamado MOSFIRE, que está montado en el telescopio Keck I en Hawái».

De este modo, el MOSFIRE capturó las líneas de emisión de GN-z11 en detalle, lo que permitió a los investigadores hacer una estimación mucho mejor de lo lejos que está la galaxia. Cuando se trabaja con distancias a esas escalas, no es nada práctico utilizar las unidades familiares de km, o incluso múltiplos de ellas. En cambio, los astrónomos utilizan un valor conocido como el número de corrimiento hacia el rojo, denotado por «z».

Kashikawa y su equipo obtuvieron para la galaxia un valor z=11.09, mejorando la precisión anterior en un factor de 100. Gracias a eso pueden decir, sin ningún género de dudas, que GN-z11 es la galaxia más lejana jamás detectada en el Universo.