Interactivo: Así es la misión OSIRIS-REx en Bennu

By 19/10/2020 Portal

Ha llegado el momento. Después de un viaje de dos años y casi otros dos de observaciones en órbita, la nave OSIRIS-REx, un aparato del tamaño de un minibús, se posará durante unos diez segundos en la accidentada superficie de Bennu, un asteroide hecho de escombros y del tamaño del Empire State. El encuentro tendrá lugar a una distancia de más de 300 millones de kilómetros y requerirá que la nave se pose en una zona comparable a cinco plazas de párking, mientras el asteroide gira y la radiación solar cambia su trayectoria. Un sistema automático la guiará hasta la superficie, evitando gigantescos bloques del tamaño de viviendas, y un brazo robótico tocará el asteroide durante varios segundos, inyectando gas a presión para levantar entre 60 y 2.000 gramos de muestras del asteroide. Dichas muestras son una reliquia de la formación del sistema solar, y un importante testimonio de la formación de los compuestos orgánicos y del papel del agua en los inicios de nuestro sistema planetario. Además, Bennu es el segundo asteroide más peligroso para la Tierra, y los científicos quieren saber más sobre su composición y trayectoria.