La exposición a señales subliminales podría ayudar a olvidar malas experiencias