Las reinfecciones de COVID-19 pueden alargar la pandemia y no afectar a la vacuna

By 24/08/2020 Portal

Científicos de todo el mundo están luchando por conseguir ua vacuna frente a la COVID-19. Todos ellos buscan dar con un medicamento que active una inmunidad duradera y eficaz frente al coronavirus, de forma que una persona ya vacunada no pueda infectarse ni contagiar la enfermedad. Al mismo tiempo, se espera que, de forma natural, las personas infectadas adquieran una inmunidad que evite que vuelvan a infectarse y a seguir transmitiendo el virus.

Pero podría no ser así. Este lunes, un grupo de investigadores de la Universidad de Hong Kong ha informado del primer caso de reinfección por COVID-19 del mundo, en el que una persona ya infectada a vuelto a contraer la enfermedad.

Según han escrito los autores en un artículo aceptado para ser publicado en «Clinical Infectious Diseases», un paciente de 33 años, residente en Hong Kong y que fue hospitalizado el 29 de marzo, dio positivo en una PCR el pasado 15 de agosto. Este positivo ocurrió cuando esta persona volvía a Hong Kong, procedente de España y vía Reino Unido. Según dicho artículo, en la primera ocasión experimentó síntomas leves durante tres días, mientras que en la segunda fue asintomático.

¿Mala noticia para el control de la pandemia?
Tal como ha explicado a ABC Margarita del Val, viróloga e inmunóloga del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa (CBMSO-CSIC) y coordinadora de la plataforma Salud Global, estos resultados sugieren que quizás «no existe un pasaporte inmunitario».

Es decir, las personas previamente infectadas no están exentas de volver a contagiarse y a seguir transmitiendo el virus, lo que podría alargar la duración de la pandemia y complicar el seguimiento de los brotes. También indicaría que la inmunidad de grupo no tiene un papel en la contención de los contagios.

«Lógicamente, no sería la mejor noticia, puesto que implicaría que el control de la pandemia dependería más de las vacunas y de las medidas de protección», ha explicado la viróloga.

La inmunidad está funcionando
Sin embargo, Del Val ha destacado que todavía no se puede concluir que así sea. Tal como ha subrayado, los investigadores de Hong Kong todavía están investigando si este paciente tenía capacidad de contagiar la enfermedad, en ensayos con cultivos celulares. Además, ha comentado que éste es solo un caso individual, por lo que será necesario hacer más estudios.

Por otro lado, ha comentado que el hecho de que la persona se haya infectado en dos ocasiones, pero con síntomas menos graves en la segunda vez, muestra que «la inmunidad está funcionando y que protege frente a los sítomas graves».

Esta reinfección «es lo que se esperaría cualquier virólogo»

Para la viróloga, esta reinfección «es lo que se esperaría cualquier virólogo», puesto que lo más habitual con los virus es que «haya reinfecciones y que estas sean más leves». De hecho, gracias a este fenómeno, los cuatro coronavirus causantes de catarros solo causan síntomas leves.

Implicaciones para las vacunas
Por otro lado, Del Val ha descartado que esto implique que las vacunas no vayan a ser eficaces: «Se está trabajando en que las vacunas generen una imunidad más duradera que la natural. Por eso, este artículo no necesariamente tiene implicaciones para la vacuna».

Otro de los aspectos discutidos en el artículo de a Universidad de Hong Kong es que el paciente se infectó en Asia con el linaje 19A y en Europa con el 20A. Tal como ha considerado la viróloga, es «poco probable» que la inmunidad frente a esas variantes, muy similares, sea específica y pueda ser la causa de esta reinfección.