Misterio resuelto: el agua de la lluvia puede mover monta√Īas

By 18/10/2020 Portal

Desde peque√Īos nos han ense√Īado que los r√≠os erosionan el paisaje, creando valles, desfiladeros y ca√Īones. Pero los cient√≠ficos llevan a√Īos pensando que quiz√° el agua de la lluvia tambi√©n perfila la silueta de la naturaleza, moldeando a voluntad las monta√Īas y elev√°ndolas a√ļn m√°s. Ahora, un nuevo estudio de la Universidad de Bristol (Inglaterra) publicado en ¬ęScience Advances¬Ľ ha hallado evidencias para respaldar esta teor√≠a, calculando de forma precisa el impacto de las gotas en las grandes formaciones rocosas.

Tomando como referencia las cadenas monta√Īosas del Himalaya, los investigadores han comparado la geolog√≠a de la zona con el hist√≥rico de precipitaciones. Adem√°s, a partir de estos datos, se pueden crear modelos para llevar a cabo pron√≥sticos del posible impacto del cambio clim√°tico en los paisajes o su relaci√≥n con la actividad volc√°nica.

¬ęPuede parecer intuitivo que la lluvia pueda dar forma a las monta√Īas al hacer que la crecida de los r√≠os tenga m√°s fuerza para erosionar las rocas. Pero los cient√≠ficos tambi√©n han cre√≠do que la lluvia misma puede erosionar un paisaje lo suficientemente r√°pido como para ¬ęsuccionar¬Ľ las rocas de la Tierra, lo que, efectivamente, levanta monta√Īas muy r√°pidamente¬Ľ, explica Byron Adams, miembro de la Royal Society Dorothy Hodgkin Fellow en el Instituto Cabot para el Medio Ambiente de la universidad, y principal autor del estudio. ¬ęAmbas teor√≠as se han debatido durante d√©cadas porque las mediciones necesarias para probarlas son muy complicadas. Eso es lo que hace que este descubrimiento sea un avance tan emocionante, ya que apoya firmemente la teor√≠a de que los procesos atmosf√©ricos y terrestres s√≥lidos est√°n √≠ntimamente conectados¬Ľ.

Utilizando relojes cósmicos
El estudio se basó en el Himalaya central y oriental de Bután y Nepal, ya que esta región se ha convertido en uno de los paisajes más muestreados. Adams, junto con colaboradores de la Universidad Estatal de Arizona (ASU) y la Universidad Estatal de Louisiana, utilizó relojes cósmicos dentro de granos de arena para medir la velocidad a la que los ríos erosionan las rocas bajo de ellos.

¬ęCuando una part√≠cula c√≥smica del espacio exterior llega a la Tierra, es probable que golpee granos de arena en las laderas mientras se transportan hacia los r√≠os. Cuando esto sucede, algunos √°tomos dentro de cada grano de arena pueden transformarse en un elemento raro. Contando cu√°ntos √°tomos de este elemento est√°n presentes en una bolsa de arena, podemos calcular cu√°nto tiempo ha estado all√≠ y, por tanto, lo r√°pido que se ha erosionado el paisaje¬Ľ, aclara Adams.

Un modelo √ļnico con m√ļltiples aplicaciones
Una vez que se tienen las tasas de erosi√≥n de toda la cordillera, se pueden comparar con las variaciones en la pendiente del r√≠o y las precipitaciones. Sin embargo, cruzar los datos es una ardua tarea. Para salvar este escollo, el equipo combin√≥ t√©cnicas de regresi√≥n lineal junto con modelos matem√°ticos. ¬ęA pesar de que probamos con muchos modelos, solo uno pudo predecir con precisi√≥n las tasas de erosi√≥n reales -afirma Adams-. Este nos permiti√≥ por primera vez cuantificar c√≥mo las lluvias afectan las tasas de erosi√≥n en terrenos accidentado¬Ľ.

Kelin Whipple, profesor de geolog√≠a en ASU, y colaborador en el estudio, apostilla: ¬ęNuestros hallazgos muestran lo importante que es tener en cuenta la lluvia cuando se eval√ļan patrones de actividad tect√≥nica utilizando la topograf√≠a, y tambi√©n brindan un paso esencial para abordar la tasa de deslizamiento en las fallas tect√≥nicas pueden ser controladas por la erosi√≥n en la superficie impulsada por el clima¬Ľ. Adem√°s, este estudio tiene implicaciones importantes para la gesti√≥n del uso de la tierra, el mantenimiento de la infraestructura y los peligros en el Himalaya.

Los descubrimientos tambi√©n sugieren que una mayor cantidad de lluvia puede socavar las laderas, aumentando el riesgo de flujos de escombros o deslizamientos de tierra, algunos de los cuales pueden ser lo suficientemente grandes como para represar el r√≠o y crear un nuevo peligro: las inundaciones repentinas. Por otro lado, esta metodolog√≠a puede servir para arrojar luz sobre los procesos volc√°nicos. ¬ęCon nuestras t√©cnicas para medir las tasas de erosi√≥n y las propiedades de las rocas, podremos comprender mejor c√≥mo los r√≠os y los volcanes se han influenciado mutuamente en el pasado¬Ľ, se√Īala Adams.