Tal Zaks: “Si se necesitan dos dosis para deshacerse de la pandemia, encontraremos una manera de ponerlas”

By 26/08/2020 Portal

Se suele decir que la peste del coronavirus pilló a la humanidad desprevenida, pero es mentira. Los primeros casos de extrañas neumonías en China se conocieron a finales de diciembre. El 11 de enero, los científicos chinos publicaron el genoma del culpable: un coronavirus desconocido hasta entonces. Solo dos días después, el 13 de enero, la empresa estadounidense Moderna y los Institutos Nacionales de Salud de EE UU terminaron el diseño de una vacuna experimental y comenzaron a fabricarla. El 16 de marzo, en un tiempo récord de 63 días, pincharon la primera vacuna a un voluntario. El médico israelí Tal Zaks, nacido en Haifa en 1965, es uno de los responsables de este récord sin precedentes. Su vacuna experimental contra la covid es una de las más adelantadas y ya se prueba en un ensayo internacional con 30.000 personas. Los primeros datos en adultos de más de 55 años, incluso en septuagenarios, son prometedores. “Estoy muy contento de los resultados que hemos tenido en las personas mayores, porque hace un mes me convertí en una de ellas”, bromea Zaks, director científico de Moderna, en una videoconferencia desde la ciudad estadounidense de Cambridge.

Seguir leyendo