Todo lo que debes saber sobre Ingenuity, el helicóptero de la NASA que volará en Marte

By 16/07/2020 Portal

«Los hermanos Wright demostraron que era posible un vuelo propulsado en la atmósfera de la Tierra utilizando un avión experimental. Ahora estamos tratando de hacer lo mismo en Marte». Håvard Grip, del Laboratorio de Propulsión a Reacción (JPL) de la NASA, es el piloto principal del helicóptero Ingenuity, el primero que intentará volar en otro planeta. El artefacto, considerado una maravilla de la ingeniería, será lanzado desde la Estación de la Fuerza Aérea de Cabo Cañaveral en Florida probablemente antes del 30 de julio a bordo de la misión Mars 2020. Viajará acoplado al vientre del flamante rover Perseverance, destinado a buscar vida en el Planeta rojo. Si tiene éxito, puede ser el precedente de una nueva forma aérea de explorar Marte y, por qué no, también otros mundos.

Ingenuity (el nombre significa «Ingenio» en inglés y fue propuesto por una estudiante) es un pájaro ligero. Pesa apenas 1,8 kilos, pero tiene algunas ambiciones descomunales. Para empezar, es una demostración de tecnología, un proyecto que busca probar una nueva capacidad por primera vez, con un alcance limitado. Presenta cuatro palas de fibra de carbono dispuestas en dos rotores que giran en direcciones opuestas a alrededor de 2.400 rpm, muchas veces más rápido que un helicóptero de pasajeros en la Tierra. También tiene células solares innovadoras, baterías y otros componentes. No lleva instrumentos científicos y es un experimento separado del Perseverance, el rover más avanzado que se haya construido.

Lo más emocionante de este helicóptero es que tras el aterrizaje de la misión en el cráter Jerezo el 18 de febrero de 2021 y si todo sale como se espera, llevará a cabo el primer intento de la Historia de volar en otro planeta. Ingenuity se desplegará del vientre del Perseverance, donde habrá viajado hasta ese momento, durante la primavera e intentará echar a volar. No es tarea fácil. Por un lado, la delgada atmósfera de Marte complica lograr una elevación suficiente. Es precisamente debido a que la atmósfera marciana es un 99% menos densa que la de la Tierra, que Ingenuity debe ser ligero, con palas mucho más grandes y que giren mucho más rápido de lo que necesitaría un helicóptero de la misma masa en la Tierra.

Otro desafío será el frío escalofriante en el cráter Jezero, donde las noches bajan a -90ºC. Sin embargo, el equipo ha probado la nave en la Tierra a temperaturas marcianas y cree que debería funcionar.

Ingenuity, sobre el suelo marciano mientras Perseverance, a su izquierda, se aleja

NASA / JPL-Caltech
Cuatro vuelos
Pero, ¿cómo se controlará el helicóptero? Que nadie piense en una especie de dron. Los controladores de vuelo en JPL no podrán dirigirlo con un joystick. Debido a los retrasos en la comunicación, los comandos deberán enviarse con mucha anticipación, y los datos de ingeniería regresarán mucho después de que se produzca cada vuelo. Mientras tanto, Ingenuity tendrá mucha autonomía para tomar sus propias decisiones sobre su vuelo.

Ingenuity deberá superar una serie de hitos, desde sobrevivir al lanzamiento, al viaje y al aterrizaje, pasando por el despliegue seguro, mantenerse caliente en la frías noches marcianas o cargarse de forma autónoma con su panel solar. Si tiene éxito en su primer intento de vuelo, intentará realizar otros cuatro dentro de una ventana de 30 días marcianos (31 días terrestres). Cuando una nave aterriza en Marte, todo es tan complicado y hay tantas cosas que pueden salir mal que los ingenieros se refieren a ese momento como los «siete minutos de terror». Pues bien, este helicóptero va a ser de infarto, porque los repetirá cada vez que intente despegar o aterrizar.

Un punto de vista único
El ingenio pretende demostrar las tecnologías necesarias para volar en la atmósfera marciana. Si falla, no afectará a los resultados científicos de la misión Mars 2020. Si funciona, otros helicópteros podrían incluirse en futuras misiones robóticas y humanas a Marte. Su objetivo es ofrecer un punto de vista único no proporcionado por los orbitadores actuales a gran altura o por rovers y aterrizadores en el suelo. Sus imágenes de alta resolución permitirían el acceso al terreno que es difícil de alcanzar para los rovers.

«El equipo de Ingenuity ha hecho todo lo posible para probar el helicóptero en la Tierra, y esperamos hacer volar nuestro experimento en el entorno real de Marte», dice Mimi Aung, gerente de proyectos de Ingenuity en el JPL. «Aprenderemos todo el tiempo y será la mejor recompensa para nuestro equipo poder agregar otra dimensión a la forma en que exploramos otros mundos en el futuro».