La mitad de la poblaci贸n estudiantil del mundo no asiste a la escuela por el COVID-19

By 18/03/2020 marzo 22nd, 2020 Noticias

Par铆s, 18 de marzo – M谩s de 850 millones de ni帽os y j贸venes -aproximadamente la mitad de la poblaci贸n estudiantil mundial- permanecen alejados de las escuelas y universidades, con cierres nacionales efectivos en 102 pa铆ses y cierres locales en otros 11 (cifra actualizada el martes 17 a 煤ltima hora). Esto representa m谩s del doble en cuatro d铆as del n煤mero de estudiantes a los que se les prohibi贸 acudir a las instituciones educativas, y se espera que aumente a煤n m谩s.

La escala y la velocidad de los cierres de escuelas y universidades representa un desaf铆o sin precedentes para el sector de la educaci贸n. Los pa铆ses de todo el mundo se apresuran a llenar el vac铆o con soluciones de educaci贸n a distancia. 脡stas van desde alternativas de alta tecnolog铆a, como clases de v铆deo en tiempo real realizadas a distancia, hasta opciones de menor tecnolog铆a, como la programaci贸n educativa en canales de televisi贸n o radio.

Como respuesta inmediata a los cierres masivos de escuelas, la UNESCO ha establecido un grupo de trabajo COVID-19 para proporcionar asesoramiento y asistencia t茅cnica a los gobiernos que trabajan para proporcionar educaci贸n a los estudiantes fuera de la escuela. La Organizaci贸n tambi茅n est谩 celebrando reuniones virtuales peri贸dicas con los ministros de Educaci贸n de todo el mundo para compartir experiencias y evaluar las necesidades prioritarias. La UNESCO tambi茅n pone en marcha una Coalici贸n Mundial para la Educaci贸n COVID-19, que re煤ne a asociados multilaterales y al sector privado, entre ellos Microsoft y GSMA, para ayudar a los pa铆ses a desplegar sistemas de aprendizaje a distancia a fin de reducir al m铆nimo las perturbaciones educativas y mantener el contacto social con los alumnos.

鈥淟a situaci贸n actual impone a los pa铆ses inmensos desaf铆os para poder proporcionar un aprendizaje ininterrumpido a todos los ni帽os y j贸venes de manera equitativa. Estamos intensificando nuestra respuesta mundial mediante la creaci贸n de una Coalici贸n para garantizar una respuesta r谩pida y coordinada. M谩s all谩 de la satisfacci贸n de las necesidades inmediatas, este esfuerzo es una oportunidad para repensar la educaci贸n, ampliar el aprendizaje a distancia y hacer que los sistemas educativos sean m谩s resistentes, abiertos e innovadores鈥, dice la Directora General de la UNESCO, Audrey Azoulay.

La duraci贸n incierta de los cierres a帽ade m谩s complicaciones.

鈥淟as dificultades aumentan exponencialmente si se prolongan los cierres de escuelas鈥, dijo Stefania Giannini, Subdirectora General de Educaci贸n de la UNESCO. 鈥淟as escuelas, por muy imperfectas que sean, desempe帽an una funci贸n igualadora en la sociedad y cuando se cierran, las desigualdades se agravan鈥.

La UNESCO seguir谩 organizando peri贸dicamente seminarios en la web y reuniones virtuales para que los representantes de los pa铆ses tengan la oportunidad de compartir informaci贸n sobre la eficacia de los enfoques utilizados en diferentes contextos, aprovechando el 茅xito de su reuni贸n ministerial del 10 de marzo (enlace) en la que participaron 73 pa铆ses.

Es dif铆cil valorar los efectos adversos del cierre de escuelas. La UNESCO ha elaborado una breve lista de repercusiones, muchas de las cuales se extienden m谩s all谩 del sector de la educaci贸n, para ayudar a los pa铆ses a prever y mitigar los problemas. Entre esos efectos figuran los siguientes:

  • La interrupci贸n del aprendizaje: Las desventajas son desproporcionadas para los alumnos desfavorecidos, que suelen tener menos oportunidades educativas fuera de la escuela.
  • La nutrici贸n: Muchos ni帽os y j贸venes dependen de las comidas gratuitas o con descuento que se les proporcionan en las escuelas para alimentarse y alimentarse de forma saludable. Cuando las escuelas cierran, la nutrici贸n queda comprometida.
  • Protecci贸n: Las escuelas ofrecen seguridad a muchos ni帽os y j贸venes y, cuando cierran, los j贸venes son m谩s vulnerables y corren m谩s riesgos.
  • Los padres no est谩n preparados para la educaci贸n a distancia y en el hogar: Cuando las escuelas cierran, a menudo se pide a los padres que faciliten el aprendizaje de los ni帽os en el hogar y pueden tener dificultades para realizar esta tarea. Esto es especialmente cierto para los padres con educaci贸n y recursos limitados.
  • Acceso desigual a los portales de aprendizaje digital: La falta de acceso a la tecnolog铆a o a una buena conexi贸n a Internet es un obst谩culo para el aprendizaje continuo, especialmente para los estudiantes de familias desfavorecidas.
  • Lagunas en el cuidado de los ni帽os: A falta de opciones alternativas, los padres que trabajan suelen dejar a sus hijos solos cuando las escuelas cierran y esto puede dar lugar a conductas de riesgo, incluida una mayor influencia de la presi贸n de los compa帽eros y el abuso de sustancias.
  • Altos costos econ贸micos: Los padres que trabajan tienen m谩s probabilidades de faltar al trabajo cuando las escuelas cierran para cuidar de sus hijos. Esto resulta en p茅rdida de salario y disminuci贸n de la productividad.
  • Mayor presi贸n sobre las escuelas y los sistemas escolares que permanecen abiertos: Los cierres localizados de escuelas suponen una carga para las dem谩s, ya que los padres y los funcionarios redirigen a los ni帽os a las escuelas que est谩n abiertas.
  • Aumento de las tasas de abandono escolar: Es un desaf铆o asegurar que los ni帽os y j贸venes regresen y permanezcan en la escuela cuando las escuelas vuelven a abrir despu茅s de los cierres. Esto es especialmente cierto en el caso de los cierres prolongados.
  • Aislamiento social: Las escuelas son centros de actividad social e interacci贸n humana. Cuando las escuelas cierran, muchos ni帽os y j贸venes pierden el contacto social, que es esencial para el aprendizaje y el desarrollo.