Crean células inmunitarias que se refuerzan a sí mismas para destruir tumores resistentes