El sarampión emergió con las primeras grandes ciudades

Los pulmones de una niña de dos años conservados en formol (formaldehído) desde hace un siglo han permitido reconstruir la historia del sarampión. La enfermedad lleva cebándose con los niños desde hace al menos 2.500 años. Fue entonces cuando, según el estudio del patógeno alojado en la pequeña, el virus saltó de las vacas a los humanos. La divergencia coincidió con el surgimiento de las primeras grandes ciudades humanas que facilitaron la propagación y pervivencia de la enfermedad.

Seguir leyendo