Por primera vez, se aprueba para el consumo humano la carne cultivada de laboratorio

By 02/12/2020 portal-3

Por primera vez, se aprueba para el consumo humano la carne cultivada de laboratorio

Los asistentes a restaurantes en Singapur pronto tendrán la oportunidad de comer nuggets de pollo cultivados en biorreactores.

De esta manera, se ha dado luz verde al primer producto cárnico cultivado en laboratorio para consumo humano. En la histórica aprobación, los reguladores de Singapur han otorgado a Eat Just, una startup con sede en San Francisco, el derecho a vender pollo cultivado, en forma de nuggets de pollo.

Seguridad garantizada

El organismo regulador de Singapur reunió un panel de siete expertos en toxicología alimentaria, bioinformática, nutrición, epidemiología, política de salud pública, ciencia de los alimentos y tecnología de los alimentos a fin de evaluar cada etapa del proceso de fabricación de Eat Just y asegurarse así de que el pollo es seguro para el consumo humano.

La decisión de Singapur podría impulsar la primera ola de aprobaciones regulatorias en todo el mundo.

«Se incluyó detalles sobre la pureza, identidad y estabilidad de las células de pollo durante el proceso de fabricación, así como una descripción detallada del proceso de elaboración que demostró que el pollo cultivado recolectado cumplía con los controles de calidad del riguroso sistema de control de seguridad alimentaria», aseguró la compañía.

La carne cultivada se elabora así: las células se toman de un animal, a menudo mediante una biopsia o de una línea celular animal establecida. A continuación, estas células se alimentan con un caldo de nutrientes y se colocan en un biorreactor, donde se multiplican hasta que hay suficientes.

El problema es que este tipo de carne todavía es cara de fabricar. Así que los primeros productos de pollo de Just usan células de pollo cultivadas mezcladas con proteína vegetal, aunque no se ha especificado en qué proporción.

Por el momento, se han fundado un gran número de nuevas empresas utilizando variaciones de este enfoque, con la creencia de que la carne cultivada atraerá a los flexitarianos: personas que desean reducir la cantidad de carne que comen por razones éticas o ambientales, pero no quieren renunciar a ella del todo.

Por ejemplo, Memphis Meats, que cuenta con Bill Gates, Richard Branson y el fabricante de carne tradicional Tyson Foods entre sus muchos inversores, se ha asociado con varias otras empresas, incluidos Just y los fabricantes de mariscos cultivados BlueNalu y Finless Foods, para formar un grupo de presión está trabajando con los reguladores estadounidenses para obtener la aprobación de sus productos.


La noticia

Por primera vez, se aprueba para el consumo humano la carne cultivada de laboratorio

fue publicada originalmente en

Xataka Ciencia

por
Sergio Parra

.