Rusia abandonará la Estación Espacial Internacional y construirá una propia en 2025

By 22/04/2021 Portal

2025 es el año que Rusia se ha fijado para comenzar su propio proyecto de Estación Espacial Internacional. Y, de hecho, ya tiene preparado su primer módulo, el Science Power Module, que en un principio estaba planeado para acoplarse a la actual Estación Espacial Internacional (ISS), si bien será el inicio de su nuevo programa.

La Academia de Ciencias de Rusia decidió poner fin a su participación en el proyecto de la Estación Espacial Internacional debido a condiciones técnicas desgastadas y ha optado por construir su propia Estación de Servicio Orbital. «El primer módulo básico para la nueva estación de servicio orbital rusa ya está en proceso. Se ha encargado a Energy Rocket and Space Corporation que garantice su preparación para su lanzamiento a la órbita objetivo en 2025», escribió director general de Roscosmos, Dmitri Rogozin, en su cuenta de Twitter.

«Tenemos 2024 como límite de tiempo acordado con nuestros socios sobre el trabajo de la ISS. Después de eso, las decisiones se tomarán en función de la condición técnica de los módulos de la estación, que en su mayoría han agotado su vida útil, así como nuestros planes para desplegar una estación de servicio orbital nacional de próxima generación», han afirmado fuentes de Roscosmos a ‘The Moscow Times’.

Rusia y China se separan del resto
No se trata del primer desencuentro de Rusia con los proyectos espaciales internacionales. A mediados de 2020 el propio Rogozin anunció públicamente que Moscú renunciaba a participar en el programa lunar estadounidense Artemis, que contempla el retorno del ser humano a la Luna en 2024, debido a que se había convertido en un «gran proyecto político». Rogozin aseguró que Rusia se opone a la privatización y explotación comercial de la Luna, como propuso el pasado año el entonces presidente de EE.UU., Donald Trump. Es por ello que en marzo de este año, Rusia y China firmaban un acuerdo para construir su propia estación espacial alrededor de la Luna.

La Estación Lunar Científica Internacional (MNLS) será un complejo de investigación construido «en la superficie y/o en la órbita de la Luna», donde se llevarán a cabo trabajos de investigación «multidisciplinarios y polivalentes». Entre ellos se incluirán la exploración lunar, observaciones del satélite, experimentos de investigación fundamental y verificación de tecnología. También se contempla la posibilidad de una misión no tripulada y la presencia de humanos a largo plazo en la Luna.

Por su parte, China ya se ha desmarcado de la ISS y lanzará este año el módulo central de su futura estación espacial permanente, anunciada hace tiempo pero que ha sufrido algunos retrasos. La conocida como Tiangong («palacio celeste» en mandarín) o CSS (China Space Station) será el eje central del programa espacial tripulado chino durante la próxima década.