A propósito de riesgos, anumerismos y trombos

By 10/04/2021 portal-3

A propósito de riesgos, anumerismos y trombos

Llevamos unos días elucubrando sobre los riesgos de sufrir un trombo al recibir la vacuna de AstraZeneca. Sin embargo, para tener en cuenta y con perspectiva este riesgo, debemos ampliar el foco y recordar dos cosas: que somos anuméricos por naturaleza (no se nos da bien calcular riesgos usando las matemáticas) y que el alarmismo de los medios estimula nuestra amígdala, lo que boicotea nuestro razonamiento.

La muerte no es el único problema

Para tener una idea general del riesgo al que nos enfrentamos, usemos el siguiente ejemplo. Si tomamos una cifra de 10 millones de personas imaginarias, podríamos esperar ver 40 de estas trombosis, y unas 10 trombosis tendrían consecuencias fatales. Diez muertes de cada 10 millones de personas vacunadas es una posibilidad entre un millón. Si retrasamos las vacunas para nuestros 10 millones de personas en una semana, alrededor de 16.000 podrían contraer coronavirus, según los niveles actuales del virus.

Si todos fueran adultos mayores, digamos 60 años, tal vez 1.000 terminarían en el hospital y se esperaría que 300 de ellos murieran, mucho más que las 10 muertes por coágulos después de la vacunación que mencionamos anteriormente. Pero para los más jóvenes, los riesgos de hospitalización o muerte son considerablemente menores.

Dado el mismo número de personas infectadas de 40 años, se podría esperar que murieran 16. Y la cantidad de muertes esperadas sería aún menor para las personas de entre 20 y 30 años. Por lo tanto, para los grupos de edad más jóvenes, la elección sobre si recibir la vacuna AZ no es tan clara, especialmente cuando hay tantas incertidumbres en todas estas cifras.

Pero la muerte no es el único problema. Aproximadamente una cuarta parte de las personas que terminan en cuidados intensivos con Covid tienen algún tipo de coágulo resultante del virus.

Y por mucho tiempo, es más probable que Covid afecte a las personas de 30 años que a las de 70. En promedio, poco más de 2.000 de nuestro grupo seguirían lidiando con los síntomas de Covid tres meses después, y más de la mitad de ellos se verían limitados en sus actividades diarias por esos síntomas.

Y si una persona no se vacuna, ¿cuál es el riesgo promedio de que sufra una trombosis? Aproximadamente 40 hombres y 100 mujeres en nuestro grupo imaginario de 10 millones podrían sufrir una trombosis, es decir, aproximadamente 12 al mes.

El regulador europeo de medicamentos ha dicho que para mediados de marzo podrían haber esperado ver entre 1 y 2 casos de trombos en personas menores de 50 años que recibieron la vacuna, pero habían visto 12, aproximadamente nueve veces más de lo esperado.

Dicho lo cual, debemos asumir riesgos cuando nos medicamos. Ya sea con una vacuna, ya sea con heparina (que produce más trombos): Más de 300 medicamentos pueden causar trombosis, muchos de ellos con mayor probabilidad que AstraZeneca.

Es la primera vez que vacunamos a tantos millones de personas (hemos de esperar más casos adversos) y que seguimos, minuto a minuto, todos los detalles a través de medios de comunicación y redes sociales. Hasta hace poco, la gente se vacunaba para la fiebre amarilla antes de ir de safari a África y no preguntaba ni por los efectos secundarios (que también los hay) ni por la marca de la vacuna. Tengámoslo en cuenta la próxima vez que nuestra amígdala nos intente evitar razonar con frialdad y estadística.

Usemos las matemáticas para conceptualizar como se merecen los eventos poco frecuentes, como lo debemos hacer para relativizar el hecho de que tengamos sueños premonitorios:


La noticia

A propósito de riesgos, anumerismos y trombos

fue publicada originalmente en

Xataka Ciencia

por
Sergio Parra

.