Ir a la moda sirve para diferenciarse de los demás a la vez que intentamos ser como los demás: la paradoja de los grupos

By portal-3

Ir a la moda sirve para diferenciarse de los demás a la vez que intentamos ser como los demás: la paradoja de los grupos

Cada sociedad estima qué clase de individuos (atuendo, habilidades, color de piel, acento, temperamento, etc.) ensalza y qué clase condena. Y cada grupo de cada sociedad hace lo propio para distinguirse del resto del grupo y fortalecer el propio grupo.

Las modas existen, en suma, porque somos tribales. La gente quiere diferenciarse de los demás, pero a la vez desea ser como los demás, pertenecer al grupo, no ser excluido.

Ropa idéntica y versiones alternativas

La moda sirve para distinguirlos de los demás (Ellos), pero ambién para identificarnos con los demás, los nuestros (Nosotros). Ello ha llevado a una especie de escalada armamentística acerca de consumir lo que consumen otros, pero sin que se note que es lo mismo.

Por ejemplo, las versiones alternativas o indie que han comercializado grandes marcas, dirigidas a ciudadanos que no desean plegarse a las exigencias de las grandes modas, tal y como refiere Naomi Klein en su libro No Logo:

Muchas empresas no se dejaron sorprender por el cambio y crearon marcas con un indie falso, como los cigarrillos Politix de Moonlight Tobacco (cortesía de Philip Morris), la marca de imitación de los sobrantes del Ejército Old Navy (The Gap) y OK Cola (Coca-Cola). En un intento de aprovechar la moda del marketing indie, hasta Coca-Cola, la marca más conocida de la Tierra, intentó ocultarse. Temiendo ser demasiado clásica para los adolescentes con mentalidad de marca, la empresa lanzó una campaña en Wisconsin que declaraba la Coca-Cola «Bebida No Oficial del Estado». La campaña consistía en anuncios por radio que se suponía estaban emitidos por una emisora pirata llamada EKOC, que es Coke al revés.

John Carl Flügel, psicólogo experimental británico de principios del siglo XX, inventarió actitudes en relación al atuendo en su Psicología de los trajes: el tipo rebelde, prisionero de su traje; el tipo resignado, que es mayoría, que viste sin plantearse por qué lo hace; el tipo pudibundo, que se siente así protegido de las miradas ajenas; y toda una larga lista. Porque el atuendo es una poderosa herramienta de identificación y diferenciación, así es como lo percibimos inconscientemente, y en ningún caso una forma de manipulación o de consciencia de lo que estamos transmitiendo a los demás.

Por esa razón, una mujer que detesta que se la juzgue por su físico continúa vistiendo vestidos que la favorezcan físicamente; y un hombre que persigue que se le reconozcan los méritos intrínsecos continúa usando traje y corbata. Como explica Margarita Rivière en Lo cursi y el poder de la moda:

Cardin, por ejemplo, ideó una fórmula nueva para la fabricación rápida de vestidos mediante una sustancia química que se introducía en un molde. Su investigación fue rápidamente descartada: hubiera podido terminar con la industria textil, ¿quién deseaba eso?

Las modas alcanzan a todos los ámbitos de nuestra vida, incluso en la forma en la que hablamos o pensamos. Un ejemplo singular, pero seguramente falso, lo explica Richard Dawkins en El cuento del antepasado: Un viaje a los albores de la evolución: «la leyenda (probablemente falsa) de que el ceceo del español surgió porque se puso de moda imitar el defecto de dicción de un cortesano muy admirado o, según otra versión, de un rey de la casa de los Austrias o de una infanta».

Este es el poder de la moda. La moda no existe porque haya sido ivnentada por alguien para convencernos de algo. Existe porque somos como somos. Siempre ha existido. Siempre existirá. Y no hay nadie al volante, como podéis ver en el siguiente vídeo: las modas surgen de las interacciones espontáneas entre personas y grupos:


La noticia

Ir a la moda sirve para diferenciarse de los demás a la vez que intentamos ser como los demás: la paradoja de los grupos

fue publicada originalmente en

Xataka Ciencia

por
Sergio Parra

.

Leer más

Han descubierto un parásito que parece otorgar juventud eterna a las hormigas de este bosque alemán

By portal-3

Han descubierto un parásito que parece otorgar juventud eterna a las hormigas de este bosque alemán

Una especie de hormiga (Temnothorax nylanderi), que normalmente vive en troncos, en colonias de entre 100 y 200 obreras, bien podría haber firmado una suerte de pacto fáustico. Concretamente, un pacto con un parásito recientemente identificado que parece dar juventud eterna a las hormigas de un bosque en Alemania.

Las mantiene jóvenes, conservando sus caparazones exteriores suaves y su tono distintivamente leonado. Y, además, les alarga su vida (de semanas a varios meses, incluso másmeses), como si los parásitos trabajaran en una clínica anti-aging donde se dispensa el elixir de la eterna. Sin embargo, como en todo pacto fáustico, hay que pagar un tributo. Y las hormigas pagan dos.

Temnothorax nylanderi y sus dos maldiciones

Las hormigas son parasitadas por una tenia que se halla en los excrementos de los pájaros carpintero (Anomotaenia brevis) de los que a veces se alimenta. La tenia, como un buen parásito mutualista, se queda dentro de la hormiga para el resto de su vida. Y entonces, como si se hubieran convertido en hormigas vampiro que acaba de ser mordidas por Drácula, las hormigas infectadas se tornan pálidas y se conservan jóvenes.

Los investigadores han constatado que, al menos, pueden vivir meses extra, pero quizá podrían mantenerse así durante dos décadas. La diferencia con sus hermanas no vampirizadas es muy significativa, porque estas apenas vivien solo unas semanas o unos meses. Además, tal vez por su aspecto o su juventud, dejan de trabar, como aristócratas, y empieza a ser cuidadas, alimentadas y transportadas por el resto de la colonia. Son hormigas eternas que incluso pueden llegar a estar por encima de las hormigas reinas.

No obstante, esta ventaja evolutiva trae aparejados dos problemas.

En primer lugar, las colonias donde hay hormigas parasitadas se tiene que trabajar más. Imaginemos una sociedad en el que la mayoría vive de la prestación social: finalmente, las trabajadoras mueren antes por el exceso de trabajo. En segundo lugar, la tenia manipula las mentes de las hormigas que parasitan para regresar a los pájaros carpiteros, reproducirse y los huevos sean expulsados de nuevo por los excrementos para que otras hormigas queden parasitadas. Así pues, cuando aparece un pájaro carpintero, las hormigas eternas no tienen miedo, no escapan. Se dejan comer.

E16db6mvkairbje

Las tenias de esta especie no pueden madurar hasta convertirse en adultos y producir huevos hasta que su hormiga huésped sea consumida por un pájaro, un destino que los insectos en plena posesión de sus facultades intentan evitar. Pero las hormigas que pasan todo el tiempo holgazaneando son una presa fácil; los longevos huéspedes que son mimados tienen una alta probabilidad de sobrevivir hasta que se los coman. Hasta el nivel molecular, el parásito está moviendo los hilos.

Sara Beros, ex estudiante de doctorado de Foitzik y primera autora del estudio que describe este hallago, ha abierto el abdomen por Temnothorax y ha contado hasta 70 tenias en su interior. A partir de ahí, los gusanos pueden liberar una mezcla de proteínas y sustancias químicas que combinan con la fisiología central de la hormiga, probablemente afectando las hormonas, el sistema inmunológico y los genes de su huésped.

Lo que logran parece ser una pantomima aproximada de cómo las hormigas reinas alcanzan su alucinante esperanza de vida, una hazaña que los humanos aún no comprenden. La naturaleza, una vez más, es fascinante.

Website


La noticia

Han descubierto un parásito que parece otorgar juventud eterna a las hormigas de este bosque alemán

fue publicada originalmente en

Xataka Ciencia

por
Sergio Parra

.

Leer más

Plantas más árboles podría ser una estrategia muy ineficaz para combatir el cambio climático

By portal-3

Plantas más árboles podría ser una estrategia muy ineficaz para combatir el cambio climático

Según un nuevo estudio publicado en Science, en lugar de malgastar el dinero plantando muchos árboles de una forma que está destinada a fracasar, tiene más sentido centrarse en mantener sanos los bosques existentes.

Esta estrategia sería más eficaz para que los bosquen sigan actuando como «sumideros» de carbono, eliminando el carbono de la atmósfera mediante la fotosíntesis y almacenándolo en los árboles y el suelo.

Nueva estrategia

Mantener los bosques sanos exigirá un nuevo enfoque de la gestión forestal. Gestionar para el cambio significa, por ejemplo, un aclareo más agresivo de los bosques para reducir la acumulación de combustibles que avivan los incendios forestales masivos. También significa sustituir selectivamente algunos árboles (después de un incendio forestal, por ejemplo) que ya no están en zonas climáticas óptimas por nuevas especies que prosperen ahora y en las próximas décadas.

A largo plazo, es probable que estos proyectos beneficien a los bosques y aumenten su capacidad de almacenar carbono mucho más que las campañas de plantación masiva

El estudio también indica que hay que reducir las emisiones al máximo y lo más rápidamente posible. Según los autores del estudio, se espera que estas inquietantes tendencias se aceleren con el calentamiento del clima.

El cambio climático se ha visto implicado en los incendios forestales que han batido récords en el oeste de Estados Unidos, Australia y otros lugares. Al mismo tiempo, la deforestación sigue aumentando en todo el mundo y es especialmente perjudicial en los bosques tropicales


La noticia

Plantas más árboles podría ser una estrategia muy ineficaz para combatir el cambio climático

fue publicada originalmente en

Xataka Ciencia

por
Sergio Parra

.

Leer más

Ver demasiado tiempo la televisión puede entorpecer el envejecimiento del cerebro

By portal-3

Ver demasiado tiempo la televisión puede entorpecer el envejecimiento del cerebro

Las personas de mediana edad que recurren regularmente a la televisión para entretenerse parecen tener un mayor riesgo de deterioro en su razonamiento y memoria durante su envejecimiento.

Estos tres nuevos estudios incluso sugieren que una cantidad moderada televisión se asociaba con un peor rendimiento en las pruebas cognitivas a medida que las personas envejecen. Los televidentes habituales también experimentaron una mayor atrofia cerebral.

La caja tonta

El estudio desconoce si estamos ante una correlación o si hay un vínculo causal: tal vez el declive cerebral se debe al tiempo que sedentarismo de las personas cuando están viendo la televisión.

Los tres estudios se presentaron virtualmente el jueves en la Conferencia de Epidemiología, Prevención, Estilo de Vida y Salud Cardiometabólica de la American Heart Association. Los hallazgos presentados en reuniones médicas se consideran preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por pares.

Uno de los estudios involucró a casi 6.500 participantes que tendían a ver aproximadamente la misma cantidad de televisión durante un período de aproximadamente seis años desde mediados de la década de 1980 hasta mediados de la década de 1990.

Las personas se dividieron en tres grupos: los que nunca o rara vez veían televisión, los que a veces veían y los que veían a menudo o muy a menudo, y se sometieron a una serie de pruebas de rendimiento cerebral a medida que crecían para rastrear los cambios en sus habilidades.

Un segundo estudio se centró en unas 970 personas con hábitos de visualización de televisión relativamente estables que se sometieron a exploraciones cerebrales adicionales para rastrear los cambios en su estructura cerebral.

Este equipo de investigación descubrió que las personas que veían televisión a veces o con frecuencia tenían volúmenes más bajos de materia gris profunda más de una década después en la vida, lo que indica una mayor atrofia o deterioro cerebral.

´k

El tercer estudio también se centró en la materia gris del cerebro, pero utilizó un conjunto diferente de datos extraídos del estudio a largo plazo sobre el desarrollo del riesgo de arteria coronaria en adultos jóvenes. A unas 600 personas se les preguntó la cantidad promedio de horas que pasaban frente al tubo diariamente durante las visitas de seguimiento que ocurrieron cada cinco años durante dos décadas.

En todos los estudios, la actividad física y los hábitos de ejercicio de las personas no afectaron la asociación entre las horas que pasaron viendo televisión y su disminución en la función cerebral y el volumen de materia gris.


La noticia

Ver demasiado tiempo la televisión puede entorpecer el envejecimiento del cerebro

fue publicada originalmente en

Xataka Ciencia

por
Sergio Parra

.

Leer más