Noticias

L’OREAL y UNESCO distinguen a una nueva mujer investigadora en Uruguay

La Dra. Mónica Sans Afamado, investigadora del Departamento de antropología biológica de la Facultad de humanidades y ciencias de la educación de la Universidad de la República (UDELAR) de Uruguay, fue galardonada el pasado 19 de setiembre con el premio nacional L’OREAL-UNESCO.

Al egresar de su educación secundaria, en 1974, Mónica Sans no pudo ingresar a la Facultad de Medicina porque ese año estaba cerrada. Entonces optó por comenzar la carrera de veterinaria. Fue entonces que tuvo su primer contacto con la genética. Al año siguiente cambió de idea y quiso hacer química; sin embargo, rápidamente se dio cuenta que no era lo de ella y lo dejó.

Su padre le comentó que en la que en ese entonces era la Facultad de Ciencias y Humanidades se abría la carrera de Antropología. En el segundo año conoció la antropología física –hoy antropología biológica– y encontró su vocación. Luego, ingresó en el Programa de Desarrollo de las Ciencias Básicas (Pedeciba) y durante un tiempo fue la única persona en su equipo.

Hoy es la referente en antropología biológica de Uruguay.

El proyecto por el cual fue distinguida se titula: “Filogeografía de cromosomas Y para la comprensión del origen y relaciones de los indígenas del Uruguay y sus descendientes”, que tiene como objetivo aportar al conocimiento del poblamiento prehistórico e histórico de la región de la Cuenca del Plata, estableciendo relaciones filogeográficas y la edad de los antepasados comunes.

Hasta el momento se ha trabajado sobre ADN materno, con la ejecución del proyecto que se financiará por parte de L´Oréal se extenderá el análisis a la herencia paterna, con sus características peculiares y la complejidad inherente.

Con los resultados del estudio se apunta a revalorizar el conocimiento de lo indígena, saber sobre las rutas migratorias así como relaciones con otras poblaciones en la región. También se apoya a los efectos de conocer sobre patologías o enfermedades que puedan provenir de los ancestros, sobretodo tomando en cuenta que ya existen estudios que demuestran que el 34% de la población uruguaya tiene al menos un ancestro indígena.

El premio está dotado de U$S 20.000 (dólares estadounidenses veinte mil) destinados a contribuir por un período máximo de dos años, a la ejecución de un proyecto liderado por una científica uruguaya, apoyando así su carrera científica y sus proyectos de investigación y cumpliendo el objetivo del Premio de consolidar el rol femenino en la concepción de soluciones científicas a los problemas de la realidad nacional y de la humanidad toda.