No empujen

By 15/09/2020 Portal

Supongo que este será un mensaje duro de digerir para los antivacunas, cuya tesis favorita es que la urgencia por desarrollar una vacuna del coronavirus responde a una conspiración de la gran industria farmacéutica (Big Pharma) para crear una necesidad ficticia y disparar así su cifra de beneficios. Resulta que Sanofi, AstraZeneca, Pfizer, GSK y otras cinco multinacionales farmacéuticas anunciaron la semana pasada su compromiso con las exigencias de la ciencia y contra las presiones de Donald Trump, que está empeñado en exhibir algún milagro farmacológico antes de las elecciones del 3 de noviembre. El conspiranoico atribuirá ese compromiso de los laboratorios a una estrategia de despiste, pero se volverá a equivocar, porque la Big Pharma tiene razones muy sólidas para abrazar la mejor ciencia disponible.

Seguir leyendo