SpaceX logra aterrizar al quinto intento su nave Starship sin que explote

By 06/05/2021 Portal

A la quinta va la vencida para SpaceX con su nave Starship. Por primera vez, la compañía creada por Elon Musk ha conseguido aterrizar su prototipo de cohete interplanetario SN15 en su base de Texas sin que el intento acabase en explosión y llamas. Sin duda, toda una proeza después de que todas las pruebas de vuelo anteriores fallaran en su intento de tomar tierra de forma controlada.

El SN15, construida fundamentalmente de acero inoxidable, despegó de la zona de pruebas de SpaceX, llamada Starbase, cerca del pueblo de Boca Chica, en el sur de Texas, este miércoles. Después de elevarse a una altura de 10 kilómetros, realizó una serie de maniobras y regresó para aterrizar a la base seis minutos después del despegue. <blockquote class=»twitter-tweet»><p lang=»en» dir=»ltr»>Live feed of Starship SN15 flight test → <a href=»https://t.co/Hs5C53qBxb»>https://t.co/Hs5C53qBxb</a> <a href=»https://t.co/chZjdVAute»>https://t.co/chZjdVAute</a></p>&mdash; SpaceX (@SpaceX) <a href=»https://twitter.com/SpaceX/status/1390069001892503553?ref_src=twsrc%5Etfw»>May 5, 2021</a></blockquote> <script async src=»https://platform.twitter.com/widgets.js» charset=»utf-8″></script>

Esta última prueba ha abierto nuevos caminos para SpaceX, que vio como los anteriores cuatro intentos acabaron con los prototipos explotando por los aires o en llamas en el momento del llamado ‘aterrizaje suave’. En una de las ocasiones, en concreto durante la prueba del SN10, el test pareció ir bien tras tomar tierra la nave al concluir el vuelo, pero segundos después la base de la nave comenzaba a arder para finalmente acabar en una bola de fuego. De hecho, un pequeño incendio también se desencadenó en la base del SN15 justo después del aterrizaje, pero las llamas se extinguieron de forma rápida.

La compañía de Musk parece haber aprendido de los anteriores intentos, ya que se han introducido algunas novedades en el prototipo SN15. «El prototipo incluye mejoras en estructuras, ingeniería aérea, software y motores, que permitirán más velocidad y eficiencia durante el vuelo», escribían en un comunicado desde SpaceX antes del vuelo.

El futuro de Starship
SpaceX está desarrollando la nave Starship para llevar personas y carga a la Luna, Marte y otros destinos distantes. El sistema consta de dos elementos, ambos diseñados para ser completa y rápidamente reutilizables: una nave espacial llamada Starship y un cohete de primera etapa gigante llamado Super Heavy. Ambos vehículos estarán propulsados por motores Raptor de nueva generación y Starship tendrá seis y Super Heavy contará con unos 30.

Aunque SN15 es un prototipo de nave espacial a gran escala en términos de altura y ancho, de momento solo cuenta con tres Raptors. Las próximas naves de prueba serán aún más potentes y se espera que el primer prototipo vuele a la órbita terrestre a finales de año. Si el programa de prueba avanza bien, Starship podría entrar en funcionamiento poco después. Musk afirmó recientemente que espera que el sistema esté completamente operativo en algún momento de 2023, aunque reconoció que sus calendarios tienden a ser «algo ambiciosos».

De hecho, Musk quiere lanzar varias de estas naves para conquistar Marte. Pero inicialmente podría resultar útil para viajes más cercanos, especialmente a la Luna. Es en este vehículo donde se supone que el multimillonario japonés Yusaku Maezawa dará una vuelta completa alrededor de nuestro satélite, en teoría en 2023, un viaje a un precio confidencial.