Cada vez es más fácil subir al Everest

Cada vez es más fácil hacer cumbre en el Everest. Un estudio con los datos de miles de intentos de llegar a la cima desde que Edmund Hillary y Tenzing Norgay lo lograran en 1953 muestra que la ratio de éxito ha ido subiendo hasta doblarse en los últimos años. En paralelo, la probabilidad de morir intentándolo ha bajado en más de un 50%. La tecnología, los avances en meteorología y la masificación aparecen entre las posibles explicaciones.

Seguir leyendo