La desescalada facilitó que una variante del coronavirus surgida en España se extendiera por Europa

By 29/10/2020 Portal

Cada vez que un coronavirus SARS-CoV-2 se multiplica dentro de una célula humana, un complejo de proteínas actúa como una fotocopiadora, sacando copias y más copias del ARN, su material genético. De vez en cuando, estas «fotocopiadoras» cometen errores y cambian ligeramente la información genética: son las llamadas mutaciones. Normalmente, estas mutaciones son inocuas, pero a veces producen cambios que afectan a la capacidad del virus para replicarse o contagiar. En el caso del SARS-CoV-2, sabemos que sufre dos mutaciones cada mes y, por eso, los científicos hablan de variantes, que son poblaciones de virus que arrastran ciertas mutaciones.

Desde que comenzó la pandemia, los investigadores han estado secuenciando los genomas de las variantes del coronavirus para vigilar sus mutaciones y comprender cómo evoluciona la epidemia. Esta misma semana, un equipo de investigadores de la Universidad de Basilea y de la Universidad de Valencia, que forman parte del consorcio SeqCOVID-SPAIN, han identificado una nueva variante del SARS-CoV-2, de nombre 20A.EU1. Se originó en España en junio, en un evento de supercontagio entre temporeros de la región de Aragón, y en julio y agosto ya se había extendido por varios países europeos. Hoy en día, esta variante 20A.EU1 es la más prevalente de Europa y la mayoritaria en España y Reino Unido, pues constituye el 80% y el 90% de todas las secuencias, respectivamente.

«Lo más importante de este estudio es que hemos identificado una nueva variante del coronavirus que tiene diferente prevalencia en varios países europeos», ha explicado a ABC Iñaki Comas, investigador de la Universidad de Valencia y coautor del estudio. «Cuando rastreamos su origen, detectamos bastantes casos en Aragón y uno en Holanda, a finales de junio».

Extendida por toda Europa
Desde julio, la variante 20A.EU1 viajó a Europa con la apertura de las fronteras y las medidas de desescalada, hasta llegar a los 12 países europeos en los que hoy se puede encontrar, así como Hong Kong y Nueva Zelanda. Mientras que las primeras introducciones problemente se realizaron desde España, las posteriores probablemente dependen de otros países.

«No es que España sea la única que ha distribuido esta variante por Europa. Por ejemplo, Reino Unido actuó como un segundo foco de dispersión», ha puntualizado Iñaki Comas.

Actualmente, la variante 20A.EU1 constituye el 90% de las secuencias en Reino Unido, el 60% de las de Irlanda y entre el 30 y el 40% de las de Suiza y Holanda. También se ha identificado en Francia, Bélgica, Alemania, Italia, Letonia, Noruega y Suecia.

Un brote que actuó como amplificador
Las muestras de virus recogidas en verano en la faringe de los infectados ha permitido a los investigadores secuenciar el genoma del coronavirus, para tratar de reconstruir la historia de la epidemia. De esta forma, detectaron a la nueva variante, entre afectados por brotes de trabajadores temporeros de Huesca y de Lérida, y también entre habitantes de la región.

«Es perfectamente posible que el virus hubiera estado circulando por la zona y que el brote de los temporeros hubiera sido como un amplificador, que nos permitiera detectarlo», ha continuado Comas. «Este es un mensaje importante: se ha fallado a la hora de proteger a poblaciones vulnerables, que tenían muy malas condiciones de trabajo y de vida; si lo hubieramos hecho, habríamos evitado amplificar esta variante».

En cuanto al caso infectado con la variante en Holanda en junio, el investigador ha comentado que se trata de un caso puntual cuyo origen todavía están investigando, a la espera de recibir información del servicio de salud del país.

A continuación, los investigadores trabajarán en averiguar si esta variante tiene un comportamiento distinto, por medio de varios modelos experimentales, para tratar de entender si esto explica que ahora sea la dominante. Tal como ha apuntado Comas, también es posible que las circunstancias epidemiológicas, como «estar en el lugar adecuado, en el momento adecuadao», hayan facilitado su expansión. Además, tratarán de cortar los flecos restantes sobre la historia de la expansión del virus en España y Europa.