La luz no es suficiente

Es casi incre√≠ble que hoy sepamos con gran precisi√≥n c√≥mo era el universo 370.000 a√Īos despu√©s del Big Bang. Es fascinante el poder conocer los secretos de los agujeros negros o de planetas vagando por la V√≠a L√°ctea. Todos contemplamos las maravillas del universo con ilusi√≥n y asombro, como alguien acostumbrado a vivir tierra adentro que por primera vez ve el mar. Pero hemos de reconocer que tenemos una visi√≥n del cosmos tremendamente simple e inocente, fruto, entre otras cosas, de grandes sesgos observacionales y limitaciones tecnol√≥gicas. ¬°Ah√≠ fuera hay un mar de cosas que nunca hemos visto ni, literalmente, podremos ver, y que ni siquiera se parecen a lo que nos rodea!

Seguir leyendo