Las aves voladoras m√°s gigantescas de todos los tiempos

By 28/10/2020 Portal

Con sus tres metros y medio de envergadura, los albatros son una de las aves m√°s imponentes del planeta. Pues ahora imagine una criatura que al extender sus alas mida el doble y que al abrir el pico muestre una siniestra sonrisa de ¬ędientes¬ę afilados como una sierra. Eso que parece una criatura m√≠tica sobrevolaba hace unos 50 millones de a√Īos la Ant√°rtida en busca de algo que echarse al gaznate. Se trata de los pelagorn√≠tidos, un grupo de aves antiguas que, seg√ļn acaban de descubrir los paleont√≥logos, pueden ser las aves voladoras m√°s grandes conocidas de todos los tiempos y unas de las primeras capaces de atravesar oc√©anos.

Durante los a√Īos 80, el paleont√≥logo Peter Kloess, de la Universidad de California en Berkeley, buscaba f√≥siles en el Polo Sur cuando encontr√≥ algunos huesos de aves (una mand√≠bula y parte de una pata) en la isla Seymour. Esos huesos fueron traslados a California, donde los investigadores se dieron cuenta de que la mand√≠bula con dientes √≥seos parec√≠a una sierra para cortar madera.

La mand√≠bula de ave, que proviene de una formaci√≥n rocosa asentada hace m√°s de 37 millones de a√Īos, est√° repleta de picos grandes y peque√Īos. No son dientes verdaderos, como los de los humanos y otros mam√≠feros, sino protuberancias √≥seas cubiertas por un material c√≥rneo, queratina, que es como nuestras u√Īas. Estos picos ayudaban a las aves a atrapar calamares y peces mientras se elevaban durante quiz√°s semanas seguidas sobre gran parte de los oc√©anos de la Tierra.

Esta caracter√≠stica hizo que el animal fuera identificado como un pelagorn√≠tido, unas aves cuyos f√≥siles se encuentran en todo el mundo y que sobrevivieron durante al menos 60 millones de a√Īos. Tirando del hilo, los investigadores buscaron m√°s huesos de aves con dientes √≥seos en las colecciones del Museo de Paleontolog√≠a de la Universidad de California en Berkeley. Encontraron el hueso de una pata de otro pelagnorn√≠tido ant√°rtico muy antiguo, de 50 millones de a√Īos de antig√ľedad. Es el esp√©cimen m√°s grande conocido de todo el grupo extinto.

Estos f√≥siles ant√°rticos son los m√°s antiguos que se conocen. Dan a entender que estas aves se diversificaron r√°pidamente desde el tama√Īo de un albatros moderno hasta gigantes con una envergadura de seis metros y medio. ¬ęNuestro descubrimiento de f√≥siles, con su estimaci√≥n de una envergadura de 5 a 6 metros, muestra que las aves evolucionaron a un tama√Īo verdaderamente gigantesco relativamente r√°pido despu√©s de la extinci√≥n de los dinosaurios y gobernaron los oc√©anos durante millones de a√Īos¬Ľ, afirma Kloess.

Los grandes animales voladores han aparecido peri√≥dicamente en la Tierra, comenzando con los pterosaurios que batieron sus alas de durante la era de los dinosaurios y alcanzaron una envergadura de diez metros. Los pelagorn√≠tidos llegaron para reclamar el r√©cord de envergadura en el Cenozoico y el √ļltimo conocido es de hace 2,5 millones de a√Īos, una √©poca de cambio clim√°tico cuando la Tierra se enfri√≥ y comenzaron las edades de hielo.

Hace 50 millones de a√Īos, la Ant√°rtida ten√≠a un clima mucho m√°s c√°lido durante el tiempo conocido como Eoceno y no era el continente helado y prohibitivo que conocemos hoy. Junto a los mam√≠feros terrestres extintos, como los marsupiales y parientes lejanos de los perezosos y osos hormigueros, una diversidad de aves ant√°rticas ocupaba la tierra, el mar y el aire.

Por encima de los ping√ľinos
Los oc√©anos australes fueron el patio de recreo de las primeras especies de ping√ľinos, as√≠ como de parientes extintos de patos, avestruces, petreles y otros grupos de aves vivos, muchos de los cuales viv√≠an en las islas de la Pen√≠nsula Ant√°rtica. La nueva investigaci√≥n documenta que estas aves extintas, depredadoras, fueron parte del ecosistema ant√°rtico durante m√°s de 10 millones de a√Īos, volando sobre las cabezas de ping√ľinos nadadores.

¬ęEn un estilo de vida probablemente similar al de los albatros vivos, los pelagorn√≠tidos gigantes extintos, con sus alas de punta muy larga, habr√≠an volado ampliamente sobre los antiguos mares abiertos, que a√ļn no estaban dominados por ballenas y focas, en busca de calamares, peces y otros mariscos para atrapar con sus picos forrados con pseudotodos (sus picos) afilados¬Ľ, dice Thomas Stidham, del Instituto de Paleontolog√≠a y Paleoantropolog√≠a de Vertebrados de la Academia de Ciencias de China en Pek√≠n. ¬ęLos grandes tiene casi el doble del tama√Īo de los albatros, y estas aves con dientes √≥seos habr√≠an sido depredadores formidables que evolucionaron para estar en la cima de su ecosistema¬Ľ.