Los antepasados del hombre ya iban erguidos de árbol en árbol

Por 15/12/2022 Portal

Una de las preguntas más intrigantes sobre la evolución humana se refiere a cuándo, cómo y por qué un primitivo miembro de nuestro linaje comenzó a caminar sobre dos piernas . La hipótesis más tradicional sitúa a ese antepasado hace millones de años en amplias y áridas extensiones de sabanas africanas sin árboles, donde no quedaba más remedio que erguirse para localizar por encima de las altas hierbas a los depredadores y posibles presas. Sin embargo, un nuevo estudio llevado a cabo con chimpancés salvajes de Issa, en Tanzania, uno de los sitios más abiertos y secos que habitan estos simios, sugiere que, en realidad, el bipedalismo humano pudo empezar en los árboles y no en el suelo . Quizás para viajar entre ellos de rama en rama, quizás para alcanzar los frutos más sabrosos. El hábitat de los chimpancés de Issa en la región del Valle del Rift de África Oriental, una mezcla de tierra seca y abierta con pocos árboles y parches de bosque denso, es muy similar al de nuestros primeros ancestros humanos. Los investigadores registraron más de 13.700 observaciones instantáneas del comportamiento posicional de 13 chimpancés adultos (seis hembras y siete machos), incluidas casi 2.850 observaciones de eventos locomotores individuales (escalar, caminar, colgarse, etc.), durante quince meses. Anotaron cada caso de bipedismo y si estaba asociado con estar en el suelo o en los árboles. De esta manera, los científicos observaron que los chimpancés de Issa pasaban tanto tiempo en los árboles como otros chimpancés que vivían en bosques densos, a pesar de su hábitat más abierto, y no eran más terrestres como se habría esperado. Tampoco caminaban más erguidos en la vegetación de sabana abierta, donde no pueden viajar fácilmente a través de la copa de los árboles. Sorprendentemente, más del 85% de los casos de bipedismo ocurrieron en los árboles. Los autores dicen que sus hallazgos contradicen las teorías ampliamente aceptadas que sugieren que fue un entorno de sabana abierta y seca lo que alentó a nuestros antepasados a caminar erguidos y, en cambio, sugieren que pueden haber evolucionado para caminar sobre dos pies para moverse entre los árboles. En busca de alimento «Naturalmente, asumimos que debido a que Issa tiene menos árboles que los bosques tropicales típicos, donde viven la mayoría de los chimpancés, veríamos individuos con más frecuencia en el suelo que en los árboles. Además, debido a que muchos de los impulsores tradicionales del bipedalismo (como cargar objetos o ver sobre la hierba alta, por ejemplo) están asociados con estar en el suelo, pensamos que naturalmente veríamos más bipedismo aquí también. Sin embargo, esto no es lo que encontramos« , explica el coautor del estudio, Alex Piel, del University College de Londres. «Nuestro estudio sugiere que la retirada de los bosques a finales del Mioceno-Plioceno hace unos cinco millones de años y los hábitats de sabana más abiertos no fueron, de hecho, un catalizador para la evolución del bipedalismo. En cambio, los árboles probablemente siguieron siendo esenciales para su evolución, y la búsqueda de árboles productores de alimentos probablemente sea un factor impulsor de este rasgo« , añade. MÁS INFORMACIÓN noticia No El cirujano que se atrevió a poner un corazón de cerdo a un humano, en el ‘top diez’ de la ciencia en 2022 noticia No Consiguen grabar en Marte el primer audio de un torbellino extraterrestre Los autores señalan en la revista ‘Science Advances’ que caminar sobre dos pies es una característica definitoria de los humanos en comparación con otros grandes simios, que «caminan con los nudillos». Sin embargo, a pesar de su estudio, los investigadores dicen que por qué solo los humanos entre los simios comenzaron a caminar sobre dos pies sigue siendo un misterio.