Los efectos del benzopireno, el fatal aroma de los dioses

By 19/07/2020 Portal

Seg煤n la mitolog铆a griega, Geri贸n fue el monarca m谩s antiguo del reino de Tartessos. Era un gigante de tres cuerpos, con sus respectivas cabezas y extremidades, que viv铆a en la isla Eritea, se corresponder铆a a la actual C谩diz, en compa帽铆a de un perro de dos cabezas llamado Ortro. La verdad es que deb铆an de hacer una pareja de lo m谩s singular.

Parece ser que los rumores de la belleza de la princesa Pirene llegaron hasta el reino de los Tartessos y el gigante Geri贸n ardi贸 en deseos de conocerla. R谩pidamente qued贸 prendado de su hermosura cuando la conoci贸. Al principio intent贸 seducirla pero cuando vio que era imposible decidi贸 usar la fuerza bruta.

Pirene huy贸 de las garras de Geri贸n y se escondi贸 en una monta帽a rodeada de 谩rboles. Como el gigante era incapaz de descubrirla provoc贸 un enorme incendio con la esperanza de que saliese. Pirene prefiri贸 morir asfixiada antes que sufrir las vejaciones del gigante.

La noticia lleg贸 a o铆dos de H茅rcules que trat贸 por todos los medios de salvar la vida de la joven, pero todo fue infructuoso, tan s贸lo le rest贸 enterrarla entre aquellos bosques y levantar una mole de piedra que la recordara. A partir de ese momento a aquel enorme t煤mulo funerario se le conoce como Pirineos.

Poco despu茅s, en el contexto de su d茅cimo trabajo, H茅rcules luch贸 contra el gigante Geri贸n, al que acab贸 quit谩ndole la vida tras lanzar una flecha emponzo帽ada con el veneno de la Hidra.

El mal de los deshollinadores
El escritor griego Estrab贸n (63 a. de C 鈥 24 d. de C) dedic贸 el libro III de su Geograf铆a a la pen铆nsula Ib茅rica. All铆 recoge que el nombre de Pirineos deriva de pyros 鈥揺n griego fuego-, justificando el nombre por un gran incendio que quem贸 todos los bosques de la zona.

En el proceso de combusti贸n de un incendio de tal envergadura se debi贸 generar gran cantidad de alfa-benzopireno, un hidrocarburo insoluble en agua, que se produce tras la condensaci贸n de cinco anillos de benceno.

Las primeras mol茅culas de esta familia fueron descritas all谩 por el siglo XIX por el alem谩n Agust Kekul茅. Se cuenta que el descubrimiento fue fruto de la serendipia tras sufrir una pesadilla en la que aparec铆a una serpiente que se mord铆a la cola. Kekul茅 realiz贸 una paralelismo e intuy贸 una disposici贸n qu铆mica anular, en la que se un铆an seis 谩tomos de carbono y seis 谩tomos de hidr贸geno (C6H6).

El c铆rculo 芦del benceno禄 se cierra鈥
Los benzopirenos se encuentran en todas partes, se liberan a la atm贸sfera mediante erupciones volc谩nicas o incendios de masas forestales, pero la mayor parte de los benzopirenos que respiramos, comemos o bebemos se deben a la industria humana. Tambi茅n en la combusti贸n de nuestras chimeneas, formando parte del holl铆n.

El oficio de deshollinador aparece magistralmente descrito en las novelas de Charles Dickens, una profesi贸n mal pagada, peligrosa, sucia y cancer铆gena, pero absolutamente necesaria en la Europa del siglo XVIII.

Fue el cirujano ingl茅s Percival Pott (1714-1788) el primero en asociar ese trabajo con la presencia de c谩ncer en la piel del escroto. Esta descripci贸n fue la primera asociaci贸n entre c谩ncer y enfermedad profesional de la Historia de la Medicina.

Desde entonces no hemos dejado de investigar y actualmente sabemos que los benzopirenos tienen un efecto gatillo que dispara el oncogen, provocando, despu茅s de una ingesta prolongada y cr贸nica, la aparici贸n de procesos neopl谩sicos.

Seg煤n un trabajo publicado hace algunos a帽os en la prestigiosa revista New Scientist el benzopireno, adem谩s, se encuentra en el humo del incienso; una sustancia que fue considerada el aroma de los dioses y que los griegos usaban con profusi贸n en fiestas, espect谩culos de teatro, banquetes privados, Olimpiadas鈥

En la Edad Antigua fueron los fenicios los que comerciaron con incienso a lo largo y ancho del Mediterr谩neo. Fueron precisamente ellos los que fundaron Gadir, la actual C谩diz, hacia 1.100 a. de C. Lo hicieron en las proximidades de un antiguo reino que basaba su econom铆a en la agricultura y la ganader铆a鈥 隆El reino de los tartesos!

M.Jara

Pedro Gargantilla es m茅dico internista del Hospital de El Escorial (Madrid) y autor de varios libros de divulgaci贸n