Por qué por la noche escuchas un extraño ruido de canicas en el piso de arriba

Por 12/11/2022 Portal

No es infrecuente que durante la noche o a primera hora de la mañana, cuando la casa está en absoluto silencio, se oigan unos extraños ruidos en el piso superior que simulan al de un puñado de canicas cuando caen y rebotan en el suelo durante unos segundos, siendo su intensidad cada vez menor. Este fenómeno, que no guarda ninguna relación con la parapsicología acústica, se produce tanto en pisos nuevos como en antiguos o reformados y su explicación física es conocida como el golpe del ariete o pulso de Zhukowski . ¿Qué es el pulso de Zhukowski? Nikolái Y Zhukowski (1847-1921) fue un ingeniero ruso, apodado por Lenin como el padre de la aviación soviética, al que se debe la construcción del primer túnel de viento y la fundación del primer instituto de investigación aerodinámica de Europa. El pulso que lleva su nombre está en relación con el comportamiento elástico de los fluidos. Y es que cuando se cierra de forma repentina un grifo o una válvula las partículas de agua que estaban próximas al punto de cierre se detienen bruscamente, pero las que estaban más atrás siguen moviéndose hasta que chocan con las que las preceden. Al final se acaba produciendo un efecto rebote y el agua tiende a ocupar el vacío que se había generado detrás de las partículas, con el consiguiente incremento de la presión y con la reverberación de las tuberías. Es precisamente este efecto, descubierto por el científico ruso hace más de un siglo, el que provoca el característico repiqueteo. Mucho más que un problema doméstico El golpe de ariete, por tanto, no es más que la sobrecarga de presión que sufre una tubería en su interior cuando una columna de líquido -que se movía con cierta inercia- se detiene súbitamente. Cuanto mayor sea la longitud de la conducción y más elevada la velocidad del líquido mayor será la sobrecarga de presión que sufra el conducto. Poco a poco la energía del agua se va agotando hasta que finalmente consigue distribuirse de forma uniforme, por lo que la duración del sonido dependerá de la distancia que tenga que recorrer el agua y de la existencia o no de un punto de fuga. Por su parte, la «cantidad de canicas» que generan el sonido dependerá de la velocidad de propagación de la onda que, a su vez, está en relación con el espesor del material. Lejos de ser únicamente un problema de índole doméstica, el pulso de Zhukowski es un reto para los ingenieros, ya que podría tener graves consecuencias en instalaciones con tuberías de gran longitud y diámetro. En ese caso es preciso instalar sistemas que introduzcan o extraigan aire para evitar la generación de burbujas, por ello se emplean torres piezométricas, chimeneas de equilibrio y válvulas de muelle capaces de absorber el exceso de energía. El papel de la memoria acústica El pulso de Zhukowski no se produce únicamente cuando se cierra un grifo, también se puede generar, por ejemplo, cuando un lavavajillas o una lavadora deja de tomar agua, ya que se produce el cierre de una válvula. MÁS INFORMACIÓN noticia No Mary Anning, la mujer que revolucionó el conocimiento de los dinosaurios estandar No La curiosa historia del clavo de anclaje Pedro Gargantilla Para cerrar el círculo, a la explicación física habría que sumar la psicológica, nuestra memoria acústica. Y es que, de alguna forma, el cerebro asocia la realidad –el sonido- a nuestros conocimientos y vivencias, intentando dar un significado coherente que se ajuste a alguna de sus categorías cognitivas. SOBRE EL AUTOR Pedro Gargantilla Médico internista del Hospital de El Escorial (Madrid) y autor de varios libros de divulgación, en este espacio de ‘Ciencia cotidiana’ desvela las explicaciones científicas detrás de los fenómenos que vivimos en nuestro día a día.