Dentro de los laboratorios de alto secreto que prueban las vacunas contra la covid

By 08/07/2020 Portal

Desde el imponente monumento prehistórico de Stonehenge, en el sur de Inglaterra, solo hace falta caminar 10 kilómetros en línea recta para llegar a Porton Down, un complejo científico muy conocido, paradójicamente, por sus experimentos ultrasecretos. Detrás de sus alambradas se encuentran los laboratorios DSTL del Ministerio de Defensa, creados en 1916 para investigar las nuevas armas químicas —como el gas mostaza— con las que los alemanes intentaban ganar la Gran Guerra. Ya durante la Segunda Guerra Mundial, los científicos de Porton Down cruzaron otra línea roja y crearon bombas biológicas con esporas de ántrax maligno, hoy prohibidas y jamás utilizadas en combate. Desde entonces, las investigaciones han sido tan confidenciales que el propio Gobierno británico desmiente en su web las teorías más disparatadas: “Ningún alienígena, vivo o muerto, ha sido jamás llevado a Porton Down”.

Seguir leyendo