Normalizar la menopausia para evitar su medicalización