La sonda Mars Express ha estudiado una nube de hielo de 1800 kilómetros de longitud que se forma y desaparece cada día sobre un volcán del planeta rojo.